1 agosto 2017


peter-ridd Peter Ridd es un geofísico con los siguientes intereses: oceanografía costera, el efecto de los sedimentos en el coral, desarrollo de instrumentos de medición, detección geofísica, climas pasados y presentes, y modelización atmosférica. Además, su trabajo con su grupo del Laboratorio de Geofísica Marina (http://www.marinegeophysics.com.au/) se dedica al desarrollo de instrumentos.

Lleva toda su vida trabajando en la Gran Barrera de Coral. Y me encuentro con este breve vídeo en Twitter, en el que apunta a todo lo que venimos comentando a cuenta del coral.

  • El blanqueamiento del coral es como los incendios de los bosques; los regenera. Y siempre se ha recuperado.
  • EL coral se adapta a situaciones muy cambiantes. No le queda otra, las esporas que larga acaban creciendo a cientos o miles de kilómetros, y tienen que copar con lo que haya allí. No es como una planta.
  • Tiene que gestionar grandes cambios de temperatura, aunque no hubiera “cambio climático” (se refiere al cambio climático acojonante, no al natural).

No conocía a Peter Ridd, y me ha parecido interesante. Especialmente su apunte a la hipótesis adaptativa del blanqueamiento del coral, de la que hemos hecho varias entradas. Y buscando, encuentro este vídeo más largo y completo. Una hora. Ridd examina todos los supuestos problemas de la Gran Barrera de Coral. Y los bien reales problemas de las ciencias de ecologistas. A partir del minuto 30 entra en el “cambio climático”. Pero pongo unas notas añadidas para los que vayan con prisa.

Notas al paso:

El coral es tropical y le gusta el calor. En la parte sur de la GBC crece más lento que en la parte norte, porque el agua es más fría. Pero en Nueva Guinea crece aun más rápido que en el norte de la GBC, ¡porque el agua es más caliente todavía! Y el tejido también es más grueso en los sitios más cálidos.

¿Velocidad de cambio de temperatura? ¿En serio? ¿Hablamos de las salidas del glacial al interglacial? ¿Hablamos de los cambios de temperatura bruscos en las fases glaciales?

gisp2-y-kobashi-final

Ahora hay más coral que hace 100 años, porque se ha expandido hacia los polos, sin perder por el ecuador. Y probablemente crece más rápido.

El coral que se blanqueó en 1998 y 2002 (por El Niños) se ha recuperado prácticamente todo (está hablando en 2011).

El coral tiene un balance entre crecer rápido (y vida corta) y ser muy sensible a los cambios; o bien crecer más lento (y vivir más) y ser más insensible a los cambios. Y según la zona y el ambiente, elige entre ambas estrategias la que mejor le va. Los fenómenos de blanqueamiento son propios de los corales de estrategia rápida.

Si te quieres preocupar por el calentamiento global, mejor elige los osos polares, a los que presumiblemente les gusta el frío.  Con el coral no tiene sentido. Un calentamiento de uno o dos grados es algo a lo que están muy acostumbrados, y más que eso no van a ver en los trópicos. Y una subida del nivel del mar es de las mejores cosas que les puede pasar. Recolonizarán enormes superficies que desde hace 300 años están demasiado expuestas en marea baja.

Sobre la acidificación y su supuesto efecto en el coral no se atreve a manifestarse. Usando los datos del mejor estudio del momento Ridd llega a una conclusión muy diferente.

ridd-acidification

Al final, una idea muy clara que se podría resumir en “muéstrame los cadáveres”. ¿Dónde se ha perdido coral; cuántas especies han desaparecido de qué zona? Y no hay nada que puedan mostrar — del blanqueamiento siempre se han recuperado en unos años. En los ecosistemas con problemas reales (y pone muchos ejemplos) nunca hay dificultad en señalar los “cadáveres”.

Notas de sentido común como guinda:

ridd-corruption-enviromental-science

Y este. Saco de las palabras a cuenta de la corrupción del proceso científico:

No hay ningún motivo para que te fíes más de un científico que de un vendedor de coches o un corredor de fincas.

ridd-conclusions

Un comentario sobre la acidificación del mar debida al CO2. Se nota que Ridd no va a piñón fijo. Trabajando los datos que ha visto no llega a la conclusión alarmista de rigor. Pero acepta que puede ser correcta; que ese sí puede ser un problema; y que hay que vigilarlo. Supongo que en 2017 su idea habrá cambiado un poco. Hay muchos estudios que muestran que la acidificación no es un problema, lo mismo que muchos otros ven el fin del mundo con ese asunto. Pero sobre todo, lo que ha habido es meta-estudios que ponen muy en cuestión todo lo que se ha hecho hasta ahora.

Añado enlaces sobre la Hipótesis Adapatativa del Blanqueo (Adpatative Bleaching Hypothesis):

Y sobre acidificación:

Fuentes (la bio de Peter Ridd):

 

 

El kindergarten es tierno y bien intencionado, ¿no es cierto? Nada más lejos de la maldad que el kindergarten, sostienen los eternos infantes. Y sin embargo actúan como si fueran más malos que la quina, a pesar de sus lágrimas de cocodrilo.

Aquí la escocesa famosa por sus libros para niños parece disculparse de una mala acción.

jkindergarten-rowling

El asunto: Había puesto un trozo de un vídeo en el que Trump parecía ignorar a un niño que le reclamaba atención desde una silla de ruedas. Pero el vídeo sin tunear mostraba que Trump había empezado el acto atendiendo precisamente a ese niño, agachado junto a su silla de ruedas, y que era -de lejos- el que más atención había recibido del presidente.

Problemas: Rowling no le llama mala acción a su mala acción, porque la imagina motivada por su hermosa sensibilidad hacia la gente con impedimentos. No se disculpa por haber mentido y engañado al mundo, sino por haber podido herir la sensibilidad del niño o su familia — cosa que no ha ocurrido. Y no solo no se disculpa ante el público por haber intentado engañarle, sino que definitivamente no tiene ninguna disculpa que ofrecer a la persona a la que objetiva y directamente ha ofendido e insultado. Trump. Además, sus hermosos sentimientos hacia las sillas de ruedas puede que sean ciertos, pero lo que consta en su Twitter -aproximadamente todos los días- es su incontenible y desvergonzado odio a Trump. Así que es una apuesta inevitable pensar que también está mintiendo respecto a sus  motivos. O al menos ocultando el principal de ellos. Vaya, un primor.

El caso ha sido bastante espectacular. La mentira palmaria no solo había producido una reacción formidable, incluso por parte de periodistas generalmente aliados, sino que la propia madre del niño había dejado las cosas más que claras.

marjorie-kelly

Acojonante. La madre del niño deja bien claro que Trump no había desairado a su hijo ni ofendido a nadie, pero a JK Rowling la realidad no le importa una mierda y se disculpa por lo que no ha ocurrido. Es de suponer que tratando de disimular u olvidar el mal que sí ha hecho. En mi libro esta es la definición de una mala persona. Y la definición es independiente de todo lo buena que quiera imaginarse, o todo lo buena que proclame que ser.

Rowling ha borrado los “tuits” del oprobio. Son estos:

jk-rowling-weelchair-trump

Mucho cuidadito con el kindergarten. Van de buenos, sensibles y lacrimógenos. Pero a menudo son como Rowling.