Así que si realmente estuviérmos en medio de una extinción masiva -empecé- no sería una cuestión de preocuparse de salvar tigres y elefantes …

Cierto, probablemente nos preocuparíamos por los coyotes y las ratas.

Viene de una entrada en WUWT, que a su vez refleja un artículo en The Atlantic. Con una entrevista A Doug Erwing, paleontólogo del Smithsonian, de lo mejorcito del circuito internacional.

Y la idea es muy obvia, y muestra el tipo de trampa que hacen siempre los vendedores de catástrofes. Usan mediciones totalmente diferentes, y completamente incompatibles, para comparar las cinco clásicas extinciones masivas con la actual extinción masiva imaginaria que dicen que hay en curso.

Imagina. Para enterarte que hace millones de años hubo una de esas extinciones, lo único que ven es la desaparición, a partir de una fecha, de unos tipos de fósiles. Generalmente de invertebrados marinos con cochas duras. Almejas y similares. Que es lo único relativamente abundante que queda en el registro fósil y que resulta válido para hacer comparaciones. Y ni siquiera miden desaparición de especies, sino de géneros enteros de gran disribución mundial.

“Y entonces puedes preguntar: vale, cuántos taxones de gran distribución geográfica, abundantes y de esqueleto duro, se han extingudo hasta el momento? Y la respuesta es, muy muy cerca de cero” -señaló Erwin. “De hecho, de entre los grupos de animales modernos mejor conocidos  -como los corales duros, anfibios, pájaros y mámíferos- las especies que han desaparecido durante la reciente historia humana reciente es algo parecido a entre el 0 y el 1 por ciento. Por comparación, el horror de la extinción masiva del final del Pérmico está por encima del 90% de todas las espceies de la tierra”.

Comparar ese tipo de datos entre las extinciones masivas, y hoy, sí sería comparar peras con peras. Una comparación correcta. En forma gráfica queda así.

la-sexta-extinción

Los puntos rojos son las cinco extinciones clásicas; el punto naranja es una nueva que están proponiendo recientemente; y el punto azul es la imaginaria “sexta extinción” en curso, usando la misma forma de medirla que las anteriores. Porcentaje de géneros de invertebrados marinos de esqueleto duro, y gran distribución, extinguidos. Que da una cifra indistinguible de 0%, o la perfecta no extinción masiva. Imagino, por el siguiente gráfico, que usan el 20% como frontera para extinción masiva. ¡Lo que queda del 0 al 20!

¿Y cómo venden los cantamatinas la “sexta extinción”? Nada más fácil que mirar los santos en Wikipedia. Remarco en rojo las cinco clásicas. La sexta actual sería la que pone (H), por Holoceno.

extinciones-wikipedia

Pero la han plantado en medio del cielo, a la altura de las otras, sin ningún dato debajo que la soporte.

extinciones-wikipedia-holoceno

Si hubieran querido no mentir lo hubieran tenido que representar así. Con la (H) bien abajo. O sea, entre las no-extinciones.

extinciones-holoceno-bien

Pero es peor. Si amplias el gráfico lo suficiente ves que el último punto está aun más abajo de lo que parecía, y coincide con los mínimos de extinciones de otros períodos.

sexta-extincion-ampliado

Tampoco es muy seguro, porque a saber qué fecha es el último punto. Lo que sí es válido es comparar los datos del pasado con los mismos datos del presente. Generos marinos de amplia distribución y esqueleto muy duro extintos, en porcentaje (no en número total). Que es el primer gáfico. Con estos datos de Wikipedia, y un cero papatero al final (he puesto 0,5, por darle un margen). O sea:

la-sexta-extinción

¿Donde está la sexta extinción? ¿En cero extinción? Vale.

Siempre conviene recordar este trabajo de Willis Eschenbach, contando extinciones presentas. Nada masivas. Y son de pájaros y mamíferos, que no se verían en el gráfico anterior. Y cuenta especies, no géneros. Y la mayor parte son de distribución marginal, como en islas. Las que no cuentan para las exticiones masivas. Y todo esto, en el gráfico anterior es cero. P a t a t e r o.

Joder, que no hace falta ser científico. Basta con no ser analfabeto. Basta con fijarse qué meten en los datos de los que salen los gráficos, y si son puntos comparables. Una media de temperaura de 300 años no es comparable a la media de un año, ni una década. Lo que hacen siempre para “mostrar” temperaturas modernas sin precedentes. Tampoco se puede comparar las especies de cualquier bicho, y cualquier distribucion, con géneros de bivalvos marinos de una distribución global. Y así siempre. Los caraduras del fin del mundo.

Y mientras se extinguen o no se extingen las almejas, disfruta del interglacial. Cuando se acabe, eso sí que será un problema. Gordo.

Añadido para los comentarios (Avinareta)

Przewalski

Añadido para los comentarios (Avinareta):

avinareta-especiacion

Otro, para Jerónimo.

pm-aviso

Fuentes

WUWT:

The Atlantic (Doug Erwin):

Wikipedia:

Eschenbach: