En política el relato es todo. Y en política moderna (posmoderna) el relato tiene que ser de nivel de lactante.

El planteamiento de Trump, al anunciar la salida de USA del acuerdo de París, es tan importante por lo que no dice como por lo que dice. No ha hablado de ciencia. Ni media palabra. No ha mencionado la alucinación colectiva en la que se ha embarcado el mundo, o al menos el kindergarten. Ni de consenso, verdadero o falso; con valor o sin valor. Vaya, que no ha dicho ni mu de lo que solemos hablar aquí. Y con eso les ha dejado sin argumentos a los alarmistas.

¿Comorrr? ¿No solemos decir que los alarmistas no tienen razón en sus argumentos científicos, y que son mucho mejores los de los científicos escépticos?

Sí, pero una cosa es tener mejores argumentos; y otra muy distinta es tener mejor relato, y más cañones para dispararlo. Trump se ha reunido con científicos eminentes que están en contra de cuento de clima. Como por ejemplo William Happer, al que consideró para el cargo de Asesor Científico del Presidente. (El cargo sigue vacante). Y le hizo hablar con la Niña Trump también. Y supongo que tomó buena nota del impacto del discurso escéptico en ambos Trump. Imagina:

– ¿Mande? ¿Que no se trata de una patraña china para timarnos? ¿Y cómo cojones quieres que lo explique, si así ni siquiera lo entiendo? ¿Método científico dices? ¿Evidencia empírica, a estas horas de la mañana? ¡Pues sí que vamos bien! ¿Tú te das cuenta de las hordas que hay al otro lado de la barrera?

También ha hablado mucho con Scott Pruitt, al que nombró jefe de la Agencia de Protección del Medio Ambiente. Y que, por cierto, le acompañó y dio réplica en su acto de de salida del Acuerdo Climatofóbico de París. Pruitt, que sin duda también conoce los argumentos y peros científicos, le hablaba de puestos de trabajo. Y de compromisos y de chinos, que es de lo que entiende Trump. Y el 99% de la galaxia.

Un campo de juego equilibrado, sin que se aprovechen de nosotros.

Y con eso ha hecho el mono-tema de la explicación.

Quien más quien menos, todos habíamos imaginado cómo debería ser el planteamiento público de la salida de París. Y salía algo mega “inteligente”. Pero al atender el discurso de Trump ayer, y ver que no decía nada de lo que pensábamos que había que decir,  y fijarme en los efectos de su mono-tema en la discusión, me di cuenta de que acababa de asistir a una obra de arte. A c o j o n a n t e.

https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/d7/26/ff/d726ffbf9d0930295e3d98de53b93c53.jpg

Se centró en el punto más débil del adversario. Débil en sí mismo, y débil por la facilidad de fabricar un relato que lo destroce. Vale, todos habíamos visto ese punto, y se nos había ocurrido mencionarlo. Pero lo que lo convierte en una obra de arte es hacerlo un punto exclusivo. Ni media coma ajena a ese punto, a la que el kindergarten se pueda agarrar para crear una distracción. Ni siquiera una coma fácil de sostener victoriosamente. No señor; nada que distraiga que te he agarrado por los huevos.

Y ahora mira cómo queda la cosa. Cuanto más alarmismo, mejor.

– ¡Nos vamos a achicharar, y será culpa de Trump!

– ¿Seguro? ¿No será culpa de los que quieren aprovechar una crisis planetaria para sacar ventajas? Explica eso.

– Es una compensación histórica por el heteropatriarcado blanco colonialista.

– ¡Buena idea! ¿Pero entonces, de qué estamos hablando; de una crisis planetaria o del heteropatriarcado blanco colonialista?

Jaque mate. Ya no discutimos la ciencia, ni el consenso, ni la filosofía, ni la madre que los parió. Discutimos si los chinos y los indios, tan listos ellos que se la cuelan a Obama, estaban sacando ventajas injustificados que paga el sufrido americano. Y ahora ven, y explica que eso no es cierto.

Ha cambiado la discusión a otra diferente, que el kindergarten no puede ganar ante el electorado que se disputan. Ni siquiera tienen cubierto el flanco. Ante un (falso) problema moral, lo bueno es poner más que los demás. Eres el héroe. Hasta que preguntas: ¿y si no me da la gana de ser el héroe, que aquí sólo significa ser el saco de todas las hostias?

Yo creo que no he visto una jugada mejor en toda mi vida. Todavía estoy maravillado. Ahora ya puede continuar el debate hasta el más torpe. Es todo cuesta abajo. ¡Y además, lo entiende todo el mundo! Como que tienes a todos los cantamañanas europeos y ONUpeos diciendo que Trump ha perdido el futuro y el liderazgo. Guay, cógelos tú.

Me quito el sombrero.

Añadido (inmediato). El equipo ya va pillando la idea: