LA AGONÍA DE UN PSOE SUICIDA

Luis Bouza-Brey, 22-5-17

Comentario a “La victoria de Pedro Sánchez es pírrica y beneficia al PP y a ciudadanos”, de Francisco Rubiales en “Voto en blanco”.

El PSOE se ha bebido la cicuta Pedro Sánchez, y a partir de ahora comienza una agonía cuyas convulsiones crecerán por momentos, desde las elecciones para su Congreso, los resultados de las votaciones de las ponencias, la designación de candidato a la Presidencia del Gobierno, las votaciones del Grupo Parlamentario socialista, y las elecciones a Cortes Generales, que constituirán el último suspiro de un PSOE autoconducido a la marginalidad por su estupidez reincidente.

La probable aproximación de la dirección sanchista a Podemos y el etnicismo catalán, por obra del PSC, le llevarán a la tibieza e indefensión frente al independentismo y a la preparación de un movimiento combinado con ambos para derribar a Rajoy.

Todo ello hará que Rajoy, si abandona el pasmo algún día, disuelva las Cortes antes de que esté en trámite una segunda moción de censura. Los resultados de las nuevas elecciones enviarán al PSOE al infierno y es posible que impulsen un nuevo comienzo de aquél, aunque, entretanto, se desarrollará una situación endemoniada en la que los socialdemócratas votantes del PSOE se quedarán sin opciones de voto:
¿van a votar a CIUDADANOS y su “liberalismo progresista” que se aleja de la socialdemocracia?; ¿Al PP y su “señoritismo” conservador, al que le tiene sin cuidado la clase media y trabajadora en sus políticas económicas?; ¿A PODEMOS y su neocomunismo tercermundista, dispuesto a enviarnos fuera de Europa, al subdesarrollo colectivista?

Quizá haya llegado el momento del CINC y demás plataformas de centro-izquierda, que deberían dar la batalla por el espacio político abandonado por el PSOE y CIUDADANOS y por la absorción de posibles fugas de militantes y cuadros del PSOE que huyan del suicidio corporativo.

Se abre un período frenético y convulso del sistema político español. Pongamos, todos, los cinco sentidos en su gobernación: estamos condenados a buscar siempre la solución menos mala, no la mejor. Quizá sea el destino del país.

LA VICTORIA DE PEDRO SÁNCHEZ ES PÍRRICA Y BENEFICIA AL PP Y CIUDADANOS

FRANCISCO RUBIALES en “Voto en Blanco” del 22-5-17

http://www.votoenblanco.com/La-victoria-de-Pedro-Sanchez-es-pirrica-y-beneficia-al-PP-y-a-Ciudadanos_a6834.html

Los rostros hablan: Pedro exultante y Susana humillada

Dicen que se avecina una purga memorable, que Pedro Sánchez va a acercarse a Podemos y que pronto presentará una moción de censura contra Rajoy para ser fiel a ese “No es No” que le ha conducido hasta la victoria, pero si hace eso, Pedro Sánchez cavará su tumba política y será también el sepulturero del socialismo español.

La única política que puede salvar al PSOE es precisamente la que patrocinaba la derrotada Gestora, la moderación, el centrismo, la lucha contra la corrupción, la cautela ante Podemos y la firmeza en la defensa de España ante el riesgo de ruptura que representa el independentismo catalán.

No es fácil, pero Pedro Sánchez debería demostrar su madurez entendiendo que más que una victoria suya, lo que él ha cosechado es fruto de la derrota de Susana Díaz, una mujer que no reunía las condiciones mínimas para ser candidata a secretaria general del PSOE por tres razones principales: por ser andaluza, por ser escasamente atractiva como líder y porque representa a un socialismo andaluz que es rechazado en el resto de España porque su modelo, corrupto, intervencionista y con una presencia densa y casi soviética en la sociedad, es caduco y digno de rechazo.

El pasado diez de mayo, hace menos de dos semanas, publiqué un artículo titulado Sánchez está cada día más cerca de derrotar a Susana y el PSOE arderá si eso ocurre, en el que vaticinaba la victoria de Sánchez y la derrota clara de Susana, exponiendo las razones de la derrota, entre las que destacaba la pésima campaña desarrollada por la andaluza y la hábil conexión de Sánchez con la rebeldía y el espíritu de revancha que siempre anida en las bases socialistas.

Ahora, tras la victoria de Pedro, el PSOE está a punto de arder, salvo que el nuevo secretario general sepa interpretar lo que realmente ha ocurrido y tome las decisiones oportunas, que son: nada de represalias, nada de grandes cambios, suavizar su odio hacia Rajoy, cautela ante Podemos y una clara apuesta por el centrismo y por la “E” de España, justo lo contrario de lo que él predicaba, porque más que una victoria suya y de su ideología, lo ocurrido en las primarias ha sido una derrota de la mediocre Susana y un rechazo de las bases al aparato.

Si Pedro Sánchez se modera, aprende a convivir con los barones, renuncia a la purga, se mantiene lejos de Podemos y conecta con el centrismo, quizás pueda salvar el barco socialista, desarbolado y medio hundido, pero si se radicaliza, practica la venganza, se acerca a Podemos y une el destino del socialismo a la “chusma” independentista que odia a España, el barco se irá pronto a pique y sus votantes, mas moderados y razonables que los militantes, se marcharan con sus votos hacia Ciudadanos y el PP, provocando una derrota socialista en las próximas elecciones que podría ser brutal.

Francisco Rubiales