Ayer daba El Confidencial esta noticia (clic en la imagen). No he visto que otros la saquen. Probablemente se puede dar por buena. Tampoco es tan importante que lo sea, porque el problema es que es verosímil (el ambiente va por ahí), y hay muchos casos similares.

vascuence-por-saco

Una situación de más de una lengua en una zona no es nada rara. Y resulta normalísimo cuando se trata de dos; con una muy local, esencialmente marginal y ágrafa, y otra de ámbito mucho mayor y de uso cultural. Posiblemente sea el caso más frecuente y natural si miramos toda la geografía y toda la historia. Y no tiene por qué dar problemas; es algo que siempre hemos digerido muy bien. La lengua marginal desaparece con el tiempo, y tampoco suele ser necesario hacer mucho esfuerzo ni darse prisa para conseguirlo. No tiene por qué ser un estorbo. Hasta ahora, que nos a dado por las masturbaciones lingüísticas y se ha convertido en un por saco colosal.

Y el caso es que no debería ser difícil explicárselo a los onanistas. Pongamos Vasquilandia. El vascuence podría haber desaparecido al mismo tiempo que el íbero, el celtíbero (o lo que usaran aquellos), el galo, etcétera. La pérdida de una legua nunca es un probema. No es como perder las llaves tomando potes. Nadie olvida una lengua que usa; no se puede. Las lenguas, al contrario que las llaves, se pierden por inútiles. Y perder algo inútil no es una pérdida; es una ventaja. Imagina perder las llaves de una casa que has vendido. ¡Mejor! Un estorbo menos.

Vale, pero, ¿cuánto estorbo? Pues depende. Y curiosamente depende de que haya salvalenguas, o no. Cuando no hay salvalenguas, no hay diferencia; y cuando hay salvalenguas la hay muy grande.

Por ejemplo, hace cincuenta años no había ningún problema en Vascongadas porque algunos paisas siguieran hablando vascuence. No molestaban a nadie. No sé; lo mismo que no era problema que en Midi-Pyrénées persistiera el occitano. Tal vez los bilingües tuvieran que hacer algún esfuerzo extra al empezar la educación, sobre todo si no eran realmente bilingües antes de ir a la escuela. Pero era cosa suya. Sólo sería problema si les parecía problema. Y como tiene fácil solución -dejar de hablar la lengua sobrante- se puede calcular que no sería un problema digno  de atención. Por eso no deberíamos preocuparnos, en principio, por las lenguas marginales. Live and let them die.

¿Y cómo se pasa de tener un no-problema a tener un por saco alucinante? ¡Por los putos salvalenguas! Que son como una versión casera de los salvapatrias y los salvatierras. Los salvadores de quien no quiere ser salvado — y que normalmente ni siquiera podría quererlo.

Causa, y por saco, básicamente son sinónimos. Como decía Aldous Huxley en Crome Yellow:

El camino más seguro para establecer una cruzada por una buena causa es prometer a la gente que tendrán la oportunidad de maltratar a alguien. Poder destruir con buena conciencia; ser capaces de portarse mal llamándole “indignación justa” a tu mal comportamiento — ese es el colmo del lujo psicológico. El más delicioso de los regalos morales.

Eso no quiere decir que toda causa tenga que ser netamente perniciosa. Acabar con la esclavitud tiene mayor peso positivo que el lado negativo de atacar a los esclavistas. Parece una suma fácil. Pero sí quiere decir que hay que hacer la suma antes de ponerse a dar por saco. Y dado que el 99,99% de la humanidad no habla vascuence, no hablar vascuence no puede ser un perjuicio. Se mire como se mire. Pero el por saco sí es un por saco. Perjuicio. Suma negativa. Muy negativa. Si fuera como el íbero, una lengua muerta, el mundo sería mejor. Con menos por saco. La alternativa es desactivar a los salvalenguas.

¿Lo entenderán así los onanistas?

vascuence-por-saco-no-gracias

Añadido posterior para Octavio.

world-gdp-pop