Y para que sea más fácil todavía ponemos los números en dibujito, que Susan Crockford no ha actualizado todavía. El gráfico es suyo, y ponemos el último punto con las cifras recientes que nos muestra.

poblacion-osos-polares-2017

¡Parece un hockey stick de osos polares! Pero no es broma. Miremos cómo lo explica Crockford:

El número de osos polares ha aumentado desde 2005, se mire como se mire:

El USGS estimó 24.500 osos polares en 2005 (de media).

El IUCN estimó 26.500 (media de 22.000-31.000) en 2015 (informe completado en julio, publicado en noviembre).

Los recuentos completados después de julio de 2015 en Baffin Bay, Kane Basin, y Barents Sea añadieron ~2,000 osos.

Esto lleva la media ajustada total a ~28,500.

El problema es que el kindergarten nos endilgó un cuento de llorar. Los osos polares viven sobre todo sobre el hielo, desde donde cazan principalmente focas. El hielo está disminuyendo por culpa del Calentamiento Global Acojonante, y por tus pecados. Por tanto los osos polares *tienen que* disminuir a consecuencia de la disminución de su hábitat de caza. Impecable razonamiento … de kindergarten.

Y con esa idea tan sencilla y espectacular se pusieron a hacer prodigiosos modelos. La disminución de hielo la pusieron más lenta que lo que luego mostró la realidad, de forma que la cantidad que hay ahora en verano, cuando es más escaso, la calculaban para 2035 o por ahí. Pero en esa fecha, con la misma cantidad de hielo que hay ahora, y por culpa de ese supuestamente poco hielo, sus modelos producían una disminución mayor del 30% en la población de osos polares. Cuando la realidad ha mostrado … ¡un aumento del 16%! Lo representa S.C con este gráfico:

Crockford 2017_Slide 12 screencap

¿Y eso?

Pues ocurre que los de los modelos olvidaron algunos detalles que resultaban excesivos para un cuento infantil. Como en qué época y en qué lugar disminuye la banquisa de hielo, y si eso produce menos focas para los osos en su temporada de caza. Y resulta que el menor hielo es sobre todo en verano, cuando no hay caza. Las focas tienen el destete al al final de primavera y ya están más en el agua, donde los osos no las pueden pillar ni dopándose. Son muy buenos nadadores, pero de maratón; no de sprint. Como una boya con patas. Y las focas …

Es cierto que también hay algo menos hielo que en otras estaciones, aparte del verano. Pero es mucha menor diferencia. Y las focas prefieren un hielo no demasiado grueso para tener mejor acceso al agua. Y en todo caso, vistos estos detalles era cosa de esperar a ver qué nos dice la realidad para saber el efecto del Cambio Climático Acojonante sobre focas y osos. Pero eso no es para nuestros activistas morales. Prefieren los cuentos. Con “buenos”, que defienden a un imaginario perjudicado y les permite atacar ferozmente a los “malos”. Su gran objetivo, al fin y al cabo.

La mejor forma de conseguir una cruzada en favor de una buena causa es prometer a la gente que tendrán la oportunidad de maltratar a alguien. Ser capaces de destruir con buena conciencia, poder comportarse mal y llamarle “justa indignación” a tu mal comportamiento — este es el colmo del lujo psicológico, el más delicioso regalo moral.

Aldous Huxley, Crome Yellow.

Este año están contando por toda la prensa que hay un récord de mínimo hielo de invierno y principio de primavera. Se refieren a esto:

marzo-hielo-artico

Sólo hay dos zonas con menos hielo que la media 1981 – 2010. En el mar de Okhotsk (arriba) no hay osos polares. Nunca. Y en el de Barents (a la derecha) el único problema de focas y osos es estar un poco más allá o un poco más acá; lo que les mola es el borde de la banquisa, no dónde esté esta. La llamarán récord los alarmistas, y tocarán las trompetas; pero los osos le llaman chupi canela. Están en la gloria.

Añadido, horas después:

original-polar-bear-hockey-stick

Fuentes:

Susan Crockford:

NSIDC: