Al

Se ha celebrado estos días la enésima “consulta” popular sobre la secesión en la fértil vasconia (fértil en descerebrados y odiadores de los “otros”, sean estos quienes sean.)

Cabe señalar que tal y como indican los euskobarómetros de los últimos años cada vez tienen menos eco estas payasadas en las que solo votan quienes apoyan el autismo identitario de Sabino Arana. Algo que ya por si sólo debiera hacer reflexionar a estos descerebrados que palmotean con frenesí cualquier acto en pro de la secesión y la creación de nuevas fronteras donde jamás las hubo. Pero se ve que preguntarse “¿porque la mayoría de mis vecinos no quieren saber nada de esto”? es pedir demasiado esfuerzo a sus escasas neuronas.

Tan solo una cuarta parte mas o menos de la población en la vasconia profunda se presta al paripé de ir a votar secesionismo (según presumen prácticamente el 100% de los que van a votar votan SI, lo cual ya es un buen indicador de la calidad de la consulta) lo que implica que hay una abrumadora mayoría de las tres cuartas partes de los votantes que pasan olímpicamente de la ortodoxia secesionista y sus monsergas, pese a la inmisericorde propaganda que se hace de ello. Y eso en la vasconia profunda, en los pueblos, ya que en localidades mas próximas a la capital, como Arrigorriaga, donde también han montado el show, tan solo una octava parte del electorado ha respondido a la llamada de la selva y se ha acercado a apoyar la kausa.

Seguimos comprobando como demasiados de los hijos de los inmigrantes que vinieron el siglo pasado a trabajar al país de los puros y rh negativo son a día de hoy los mas entusiastas seguidores del patrioterismo euskaldún, ellos que sufrieron en sus carnes el ver como a sus padres (y a ellos) se les tildaba y depreciaba día si y día también de maketos no vascos y escoria de fuera del paraíso aranista, se prestan ahora enfervorecidos al juego de “yo soy de aquí y tu no, español de mierda”, dejándonos en la duda de si sus actitudes obedecen mas al síndrome de estocolmo que hace que por puro instinto de supervivencia te identifiques con quienes te maltratan o se debe también a ese mecanismo que hace que los violadores sean casi siempre gente a la que violaron de niños y de mayores reproduzcan el horror que sufrieron en sus carnes con otros a quienes violan a su vez.

Cuestión ardua para psicólogos y psiquiatras interesante por sus consecuencias prácticas.

Y el caso es que a pesar de que todos los medios nacionalistas se hacen eco de la “konsulta” ninguno da datos de los resultados, con lo que no dejan en muy buen lugar la patochada a la que se prestan. Ni un dato he podido encontrar ni en el Gara en el Deia el día después, tan solo que “abrumadoramente” la gente votó a favor del tiro en la nuca, perdón, del derecho a decidir, (en que andaré pensando). Pero de datos, de %, nada, cero patatero. Hay que creerles con la fe del testigo de jehová y punto pelota oye. Si es que…

Ahora toca el numerito del desarme de los de la bomba lapa, ese inmenso aporte vasco a la cultura occidental, y sus expertos de la paz con sueldo sin retenciones. Con lo fácil que sería pedir perdón por haber marcado a los vascos con el hierro de la ignominia. Pero claro, reconocer que tus gudaris patrios no eran mas que unos psicópatas es cuasi imposible para mentes ancladas en postulados de raza y erreaches.

Una pena. Pero es lo que hay.

Y si les comentas algo te saltan con que el que debes pedir perdón eres tu por la conquista de América de hace seis siglos. Como si ellos fueran marcianos que no tuvieran el mismo pasado que tu, o como si juzgar con criterios actuales los hechos del pasado tuviera algún fundamento, mas si encima se dedican a distorsionarlos y/o a inventarse pasados imaginarios, que parece la moda actual.

En fin, entre neo maoistas podemitas y neo nazis aranistas tenemos que movernos. Hay que joderse en pleno siglo veintiuno.