Trump acaba de presentar sus primeros presupestos. Lo más interesante para esta casa es lo referente al clima. Sale mencionado seis veces.  Todas en el contexto de disminuir el gasto. Y son fáciles de ver porque se limitan a estos dos párrafos:

* Eliminates the Global Climate Change Initiative and fulfills the President’s pledge to cease payments to the United Nations’ (UN) climate change programs by eliminating U.S. funding related to the Green Climate Fund and its two precursor Climate Investment Funds.

* Discontinues funding for the Clean Power Plan, international climate change programs, climate change research and partnership programs, and related efforts—saving over $100 million for the American taxpayer compared to 2017 annualized CR levels. Consistent with the President’s America First Energy Plan, the Budget reorients EPA’s air program to protect the air we breathe without unduly burdening the American economy.

Lo del Green Climate Fund es la madre del cordero del acuerdo de París. La forma de “comprar” a China y compañia, a base de dejar para las kalendas graecas sus reducciones de CO2, pero en cambio inyectarles dinero a espuertas desde ya. Obama había comprometido 3.000 millones para los cuatro primero años. Y pagado ya 1.000; los últimos 500 tres días antes de dejar la oficina. Lo que ha hecho Trump es sacarles un dedo a los 2.000 que faltan, y presumiblemente comprometer todo el invento. Dejando pensando a los europeos si poner lo que no va a poner Trump, o mejor bailar la conga.

Por comparación, el último presupuesto de Obama citaba “clima” 92 veces. Por supuesto, en el contexto opuesto. Con majaderías del estilo de “Creating a Climate-Smart Economy”. Tampoco voy a mirar más, que ya sabemos lo que hacía San Obama a cuenta del clima.

Fuentes.

WhiteHouse.gov:

Vía Twitter.

Steve Milloy: