El amigo Prez (@rpr3z) ha acabado su serie de artículos sobre educación en Vasquliandia. Y lo ha hecho con un bombazo que, de salir en un periódico crearía una polémica de “shock” del sistema. Pero los periódicos (y todo) en Vasquilandia están a otra cosa. Básicamente a no mirar. No me mires el vascuence que vas a tener problemas. ¿Quieres vivir tranquilo? Pues ya sabes.

Hoy es imprescindible pasar por ahí; no va a valer mi resumen. Además, es breve y muy claro. Aunque el título deje mucho que desear como aliciente.

Yo supongo que lo sabe todo el mundo, y todo el mundo calla. Pero suele tratarse de anécdotas (ej.: le oí a un fulano de la consejeríaque la educación les da igual). O deducciones (e.: no parece que la educación les importe gran cosa). Pero esta es una confesión por escrito por parte de uno de los perpetradores. Y es justamente la parte que le falta a la documentación oficial y pública. Si te dicen en los programas electorales, y en las leyes, que la primera prioridad es la vasconización de la basca, no hace falta pensar mucho para saber que lo demás será secundario. Pero como vivimos en el kindergarten, los caraduras afirman que en ningún caso la ingeniería lingüística perjudica otros aspectos normalmente considerados más importantes en la vida de la gente, y los niños les creen. Los niños adultos, se entiende.

Este es el valor y el peso de lo que ha conseguido Prez (@rpr3z). Que uno de los ingenieros  principales confiese que sí, que es verdad que se trata de meter vascuence por saco. Y que saben muy bien que con eso les están jodiendo a los niños.  ¡Por escrito!

vascuence-por-saco-si

El esquema va así:

– El alumno muestra peor sus conocimientos en una lengua que domina menos, aunque haya sido la lengua “vehicular” de su enseñanza. O sea, el caso de la mayor parte de los alumnos en Vasquilandia, que estudian en una lengua que hablan como los indios de las películas (pero con acento español).

– Se les evalúa en la lengua en la que no muestran bien sus conocimientos.

– Eso no importa, porque no se trata de una competición. Y además, como sabemos que están perjudicados, eso no estropea su expediente académico porque los profesores pueden adaptar o simplemente contextualizar las evaluaciones. Evaluaciones a voleo.

educacion-a-voleo-en-euskadi

¡Claro que con esto finaliza! Imagina que le pregunten qué sentido pueden tener unas evaluaciones que se evalúan a voleo. ¿Para qué se hacen? Si dependen del acierto de la “contextualización”  de los profes (cada caso será un mundo), se trata de una evaluación imaginaria y completamente subjetiva. Lo que quieran imaginar que sabe el chaval … si pudiera expresarse en su lengua. Que repito, debe ser al caso de la mayor parte de los alumnos.

También habría otra pregunta demasiado obvia, que nos hemos ahorrado con la finalización prematura, gracias. Si un chaval de 16 años, después de haber cursado todos sus estudios en vascuence, no es capaz de demostrar sus conocimientos en esa lengua como lo haría en castellano; ¿por qué vamos a pensar que un profesor, que ha empezado a estudiar el vascuence en una edad mucho más tardía, sí puede mostrar toda la amplitud de sus conocimientos en vernáculo artificial? Tal vez Sierra proponga que los alumnos también “contextualicen”. Que imaginen lo que sabe el profesor … si pudiera expresarse en su lengua.

Josu Sierra ha sido director, creo que el primero (2001), del  Instituto vasco de evaluación e investigación educativa [ISEI-IVEI –>]. Esto es, el intelecto del engendro.

La vasconización moderna de Vascongadas tiene un precio. El gran misterio tabú del que no se puede hablar. Ni mucho menos calcular. Lo que confiesa Sierra es una parte del precio. No parece como para no tenerla en cuenta.

gasto-por-alumno-comunidades-autonomas

 

euros-por-punto-pisa-comunidades

 

comunidads-autonomas-pisa

 

vascuence-por-saco-no-gracias

Fuente (imprescindible). Prez (@rpr3z)