Que sí, que Trump es un payaso. Pero …

francis-contraataca

Francis Pope, en una reunión con un grupo de científicos:

Francis, que escribió una encíclica [Calefactio Mundi –>] sobre el medio ambiente el año pasado, abofeteó a los que discuten que el cambio climático está causado por la actividad del hombre, criticando “la ligereza con la que se ignora la opinión científica bien fundada sobre el estado de nuestro planeta”.

Puede parecer una sorpresa el cambio de la cantinela habitual, la “evidencia empírica”, por lo de la “opinión científica”. Pero es de siempre en Francis. Ya en Calefactio Mundi [–>] decía que …

la mancanza di piene certezze scientifiche non potrà costituire un motivo per ritardare l’adozione di misure efficaci. … Se l’informazione oggettiva porta a prevedere un danno grave e irreversibile, anche se non ci fosse una dimostrazione indiscutibile, qualunque progetto dovrebbe essere fermato o modificato.

No se entiende bien cómo una demostración discutible, o la falta de certeza científica “plena”, puede suponer una información objetiva. ¿O se trata de la información objetiva sobre el resultado de la opinión (especulación) de los científicos? Bueno, no voy a intentar interpretar los entresijos mentales de un jesuita cruzado con Asís y Potemos. Imagino que concederá que la ciencia no es opinión, y su propuesta se trata de fe. Que al fin y al cabo es de lo que se supone que entiende.

Bueno, entiende de fe, y de ingeniería social. Muy en la Iglesia, aunque sea una iglesia rarita.

(Francis) dijo que los humanos no se podían considerar “dueños de la naturaleza, autorizados para saquearla sin ninguna consideración hacia su potencial oculto y las leyes del desarrollo”.

¡Joder!, con el Papa. ¿Y cuáles son las leyes del desarrollo? ¿Las del desarrollo sostenible? Que yo sepa, eso es reservar recursos … ¡para los humanos futuros! No para la naturaleza. ¿Quien es el dueño de la naturaleza según esa ley? ¿Y el potencial oculto? Es de suponer que se refiere, por ejemplo, a no extinguir un tipo de plantas por si en el futuro resulta que son una solución medicinal para … ¿para quién, Francis? … ¡para los humanos! Si eso no es considerar a los humanos dueños de la naturaleza …

Y golpe directo a Trump:

“La ‘distracción’ o retraso en implementar los acuerdos globales sobre el medio ambiente muestra que la política se ha hecho sumisa a la tecnología y a la economía, que buscan el beneficio por encima de todo” dijo Francis.

Muy franciscano, y muy de vuelta a la Edad Media. De la que, de ser por Francis, no hubiéramos salido jamás. Pero hay que reconocer que es un excelente compañero de viaje de los alarmistas del clima. Tal para cual.

Mejor Olivia Pope, que es ficción sin disimular.

Fuentes, con el asunto completo:

The Hill:

Reuters:

Francis mismo: