El alarmismo climático, que estaba terminalmente deprimido con la victoria de Trump, está queriendo soñar con un cambio de postura por parte del próximo presidente. Lo que no deja de ser curioso, porque nadie dice que haya cambiado de opinión respeto de Hillary Clinton. Por mucho que haya pasado de ponerle a parir en campaña, a agradecerle los servicios prestados al país, una vez está en modo presidente.

Pero con el clima creen que ha cambiado:

trump-clima-motherjones

 

trump-clima-abc

 

trump-clima-cnn

Puede que tengan razón. O puede ser “wishful thinking”. Y también puede ser que los alarmistas se hayan creído sus propias mentiras sobre los famosos “negacionistas”. Porque todos los climatólogos críticos creen que hay alguna conexión entre el CO2 y el clima; y que hay “cambio climático”; y que alguna parte del cambio climático bien pudiera ser “manmade”. Todo lo que dicen es que se trata de un problema de cuantificación del efecto del CO2, entre inapreciable y problema; y de cuantificación de las medidas económicas propuestas. Y esto es, exactamente, lo que está diciendo Trump ahora.

Sí, sí puede entenderse un cambio de tono. Ha pasado de decir cosas del estilo del político cafre, como que se trata de un “invento chino” para trasladar la industria USA a Asia; a decir cosas razonables. Pero son precisamente las cosas razonables por las que los alarmistas llevan veinte años insultando y acosando a los científicos que llaman “negacionistas”. Y parece sorprendente que eso les consuele, porque es una postura mucho más peligrosa para sus intereses que la del cafre lanzado diciendo gansadas.

Todos esos titulares vienen de la misma entrevista con varios periodistas, hace un par de días. La GWPF tiene un transcripción completa:

En la que Trump demuestra estar relativamente bien informado, pero pasando olímpicamente de los detalles irrelevantes. Pillo algonos trozos.

Parece tener claro que hay muy buenos científicos en contra del cuento:

Hay un montón de gente muy preparada que está en desacuerdo contigo (con los alarmistas).

Aprecia bien las incertidumbres:

No estoy seguro de que nadie vaya a saberlo realmente jamás.

Sabe perfectamente lo que se desprende del Climategate, y que las lavanderías no lavaron nada:

Ya sé que dicen que tienen la ciencia de su lado, pero también hay esos horribles emails que se enviaban los científicos. ¿Dónde fue eso, en Ginebra o donde sea, hace cinco años? Terrible. Donde les pillaron, ¿sabes?; y cuando lo ves te preguntas de qué va todo esto.

No era en Ginebra, sino cuando Copenhague; pero hace bien en que esos detalles no le importen. Sí tiene muy claro lo relevante: horrible, terrible.

Le dan mucha importancia a una frase repetida varias veces: tengo una mente abierta. Pero una mente abierta no es lo que caracteriza a los alarmistas; necesitan justo lo contrario. Porque una mente abierta produce perspectiva, y Trump lo muestra con toda claridad:

Yo tengo definitivamente una mente abierta. Te digo esto: Un aire limpio es vitalmente importante. Agua limpia, agua cristalina, es vitalmente importante. La seguridad es vitalmente importante.

Tengo algunos magníficos campos de golf, muy exitosos. He recibido muchos premios medioambientales por lo que he hecho. He hecho una cantidad de trabajo tremenda y he recibido grandes números. A veces digo que yo soy realmente un medioambientalista, y alguna gente sonríe en algunos casos, y otros que saben entienden que es verdad. Mente abierta.

Espero que a los alarmistas no se les haya ocurrido pensar que Trump cree que el CO2 “ensucia” el aire. Y que comprendan el significado de “mente abierta”, que ha dejado bien claro: exitosos campos de golf.

Y sobre su aceptación de que el “cambio climático” es real, y tiene alguna conexión con el hombre pecador, también lo dice muy clarito:

Ahora mismo pienso … bien, creo que hay alguna conexión. Hay alguna, algo. Depende de cuánto. También depende de cuánto va a costar a nuestras empresas. Tienes que entender, nuestras empresas no son competitivas ahora mismo.

Lo podría haber firmado el mismísimo Dick Lindzen. ¿Cuántas décadas va a necesitar la prensa alarmista para enterarse de lo que dicen los científicos que llaman “negacionistas”?

Y sobre el acuerdo de Paris:

Voy a mirarlo.

Joé; si les consuela mucho que Trump vaya a mirarlo …

Dicho esto, no pretendo saber lo que hará Trump. Pero como “cambio”, lo del clima me parece un cambio comparable al de su opinión sobre Hillary. Modo campaña / modo presidente. ¿Qué esperaban; que le diera patadas al mobiliario?

Pero como soñar es gratis, yo también puedo:

Fuente, GWPF: