Yo creo que esto está muy bien visto:

Efectivamente, tiene toda la pinta. Es un voto tipo “gamberro”; de defensa del grupo contra otros grupos. Un voto antisistema, en el sentido de que prefiere arriesgar el sistema a cambio de una ventaja en su competencia contra otros grupos. Y sí; es típico de grupos minoritarios. Marginales, más bien. No le ven mucha ventaja al sistema; se sienten abusados, y tiran patadas. Es algo que debería evitarse. O no puteando tanto a esa minoría (si realmente lo está), o no dándole la impresión de que con las patadas va a conseguir algo (si el llanto es una estrategia ventajista).

Este cuadro marca sólo los blancos (63%), nos los blancos “working class” (40%). Entre los segundos la ventaja del payaso Trump es mucho mayor (tipo 70 -80%).

usa-trump-race-sex

Pero ahora vienen el politólogo y el periodista, alucinando de que una mayoría pueda tener comportamiento de minoría gamberra, sin pararse ni siquiera por un segundo a pensar por qué. Vale, ¿y  quién son malos de la película progre? ¡El puto “heteropatriarcado blanco”! Todos esos “sub-humanos” que están -por ejemplo- en contra de la oficialización matrimonio arco iris. Sólo que son unos sub-humanos un poco raros como tal, porque defienden lo que ha defendido toda la humanidad, siempre. Añade los otros sub-humanos que tienen la extravagancia de pensar que la realidad no depende ni de los sentimientos, ni de la ideología. Que no es una idea mayoritaria en la humanidad, pero sí es la esencia y la característica de la cultura (occidental) que produjo los Estados Unidos de América.

No creo que haga falta seguir con los ejemplos; seguro que ya se pilla la idea. Esa brillante estrategia de arrinconar a la mayoría de la población para hacerla funcionalmente marginal. Y así poder ahormar la sociedad según la estupenda imagen que lleve el progretariado en la cabeza. ¿Y cómo esperabas que reaccionara la mayoría “minorizada”? ¿Tragando, o tirando patadas?

Lo del “cuarto poder” es de traca. ¿Poder? ¿Perdón? Nunca ha habido tal vuelco de la prensa a favor de un candidato en ninguna elección USA.

prensa-hillary-trump

Pues ya vemos para lo que ha servido.

Debería consolarme con la idea de que Trump podría acabar con el cuento del Calentamiento Global Acojonante. Pero no me sirve de consuelo. No me fío de los payasos. Trump quiere poder. Vaya, como todos. Y ese cuento es poder. Y es muy dudoso que los payasos se sientan especialmente concernidos por sus promesas. Ya veremos.

Fuente, @egocrata: