El reportaje sobre la vasconización tardía, de ETB, no es gran cosa. Es mucho más rápido, y tiene muchísima más información, leer las dos breves entradas de la plaza al respecto. 1 [–>] y 2 [–>].

Pero para aficionados a la tele:

http://www.eitb.eus/es/television/programas/una-historia-de-vasconia/

(Hay que elegir en “más episodios completos” el que se llama: La Euscaldunización Tardía.

Sin embargo la noticia es que la herejía se pase por televisión. ¡En Vasquilandia! Porque lo de la “vasconización tardía” pone de los nervios al vascopiteco. Mira:

denuncia-vasconizacion-tardia

Con perlas hermosísimas:

Los firmantes de este texto queremos elevar nuestra protesta a EITB, en la medida de que es un ente público, porque pensamos que no puede pagar hipótesis contrarias a casi todos nuestros historiadores y lingüistas, con más razón las contrarias a nuestro pueblo. Para terminar, reclamamos a las instituciones públicas y privadas así como las personas responsables de defender la lengua, cultura e historia de nuestro país que se posicionen ante esta producción, mientras que a la EITB pedimos que no vuelva a emitir al menos el primer capítulo de la serie documental.

¡Hipótesis contrarias a nuestro pueblo! Nuestro pueblo depende de que aquí se hablara vascuence antes de los romanos, o llegara después. ¡Pues vaya mierda de pueblo!

No acabo de decidir si el autor de Una Historia de Vasconia es un cursi, o un jeta de infarto.

alberto-santana

Como cursi, siendo cursi vasco es de la peor especie que existe. Véase la parla de los etarras. Lo cursi no nos pega a los vascos, y cuando caemos en ello queda fatal. Pero tal vez me inclino a la solución jeta de órdago. Hay que tener un par para disculparse así por la tesis del reportaje:

Estamos tocando nuestra fibra más sensible y querida de nuestra identidad como pueblo. Es el corazón mismo de nuestra fe colectiva. Y son muchos quienes seguramente piensan que nunca habría que cuestionarlo.

Acojonante, porque arranca con una lacrimógena declaración de amor a Vasquilandia y a “lo vasco”, para continuar con la más cabal desmitificación de sus amores y de su fe que cabe imaginar. Pero tiene morbo la mezcla entre el tono cursi y el fondo herético, casi cínico.

El mapa de la vasconización. Tiene la ventaja de explicar, no sólo la toponimia y antroponimia pre-romana, sino los dialectos del vascuence.

etb-vasconizacion-tardia

Es mejor el único otro episodio que he visto. Habla de turismo y “deporte vasco”, y tiene mucho más “texto”.

http://www.eitb.eus/es/television/programas/una-historia-de-vasconia/

(Hay que elegir en “más episodios completos” el que se llama: Las Reinas del Verano.)

Y explica la historia de Vasquilandia como destino turístico, y la transformación de sus núcleos urbanos costeros. Desarrollando detalladamente la causa. Por ejemplo, en Biarritz, la granadina Eugenia de Montijo, y Mérimée, con la gitana Carmen. A la la corte de Napoleón III, Biarritz …

… les excitaba por su proximidad a una España morisca de bailadoras gitanas y toreros.

Al ver a los vascos creían estar viendo a unos andaluces raros.

andaluces-raros

Y de ahí la pinta del casino de Hedaya …

casino-hendaya

… o la plaza de toros de Bayona.

plaza-toros-bayona

Puro Mérimée.

Resumiendo el resto. San Sebastián: Isabel II, Maria Cristina de Ausburgo. Una copia del París de la época. Lequeitio: Zita. Etc.

Y el remate herético con el “deporte vasco”. Las regatas de traineras, inventadas en Sanse como entretenimiento de turistas. Nada que ver con supuestas carreras entre tripulaciones balleneras. Los botes de los balleneros iban a vela, y sólo usaban los remos como complemento para la maniobra. No eran tontos.

Al principio intentaron usar eso en el “show” para turistas. Pero una carrera a vela, y dentro de la Concha, era aburridísima.  Poco espectáculo. Y se inventaron la “emoción” de ver a animales vascos partiéndose los cuernos contra los remos. O cortando leña y levantando piedras. Espectáculo -disfrutar del sudor ajeno- muy adecuado para un turismo marcadamente aristocrático y nada étnico. Como los paisanos hablaban “raro”, eran “otros”. Etnias; cosas. Mira qué monos; y qué esforzados ellos. Y es por eso que no salieron deportes elegantes; como el tenis, el golf o el criquet.

Esas tradiciones “ancestrales”, ya se sabe. Todas son del siglo XIX, y creadas para señoritos ociosos ávidos del esfuerzo … ajeno. Y con el tinte romántico de la etnia, lo rarito. El reportaje dice que la cesta-punta tiene el mismo origen donosti-turístico, pero más tardío (1894). Ni idea. Pero queda claro que la máxima aspiración de los nacionatas, hacer de Vasquilandia un parque temático, ni es una idea nueva, ni es una idea suya.

Más bien es cosa de reinas españolas y emperatrices francesas y austro-húngaras. El discreto encanto de lo étnico, visto desde la metrópoli cosmopolita. Y nuestros asnos, claro, prefieren identificarse con el remero que hacía el “show”, que con la élite a cuyo entretenimiento iba destinado. Por el parecido, supongo.

 

La única pena es que, siendo por ETB y vista su audiencia, no se habrá enterado nadie. Lo único, por los que protestan. Gracias.

Agradecimientos y fuente:

Más sobre vasconización tardía en la plaza (con los enlaces que hay tienes todo lo que necesitas):

Añadido para José María:

trainera_en_la_bahia_de_sanander