asesoria-de-okupacion

Lo malo de los españoles no es que caigamos en situaciones ridículas, sino que no aprendemos de ellas. Y por eso estamos condenados a repetirlas.

Nadie entiende el caso Tóntez. Pero a ambos lados; el de Tóntez, y el de los barones y baronesa. Pero la pregunta es por qué está ahí Tóntez en primer lugar. Y es por Susanita. Miedo a que Madina se convirtiera en poder real en el PSOE una vez en la Secretaría General, y que por edad le cerrara el paso. Necesitaba un Don Nadie manejable en el puesto. Y se lo inventó.

El fallo es que don Nadie era tonto, como su mismo nombre indica. Y los tontos rara vez comprenden su lugar en el mundo. Si les prestas un trono para que te lo guarden, se creen el rey. Y aun peor, ni siquiera entienden las normas del juego. Pero el juego de los partidos políticos es bastante peligroso. Básicamente, el delantero centro es también el árbitro — con mayor o menor disimulo en los distintos partidos. Y para darle más morbo al asunto, ahora les ha dado la manía de elegir al delantero centro en modo asambleario. Bueno, en modo democrático si quieres ser optimista, pero de tal forma que un irresponsable puede reconvertir en modo asambleario sin ninguna dificultad. Al menor contratiempo, ¡primarias en un mes!, y las dirijo yo. Se acabó el problema. A ver quién es el guapo que cambia de figura en la parte más emocionante del partido, discutiendo al que está en el cartel. Que -nada casualmente- también es el más cafre. Pan comido.

¿Pensaba la baronía que Tóntez se iba a cortar por el bien del partido; del país; u otras sutilezas que probablemente ni siquiera comprende? Seguramente no. Tiene pinta de que no están en modo pensar, sino en modo reacción ante el tic tac de una bomba a punto de estallar. La paciencia no es la solución; y el tiro al aire … ¿quién sabe? Bueno, “¿quién sabe?” es lo que se suele pensar; en realidad el tiro al aire nunca acierta.

Relacionado / explicación:

La pena es lo de aprender, que no ocurrirá. Un Tóntez en la silla es cuestión de tiempo. Y no mucho tiempo, con el sistema de selección negativa que tienen en los partidos. No debería ser tan difícil desarrollar una forma para que esto no pueda pasar. Sin que la forma sea la mariana forma, claro. Es totalmente cierto que hacen falta corrientes y competencia en los partidos. Aunque no fuera por otra cosa que hacer creer a los votantes que están representados en alguna de esas corrientes. Y eso si no crees en el debate y competencia de ideas y personas; siempre virtuoso.

En el PP no es que no haya corrientes, ni debate de ideas; es que las ideas están directamente prohibidas. Mariano ha conseguido el mayor cementerio intelectual de la historia del país. Aparentemente cree que “ser normal”, y “hacer lo normal”, son ideas. E ideas más que suficientes.

Pero el PSOE ya tenía esa competencia entre corrientes, y bastante buena. Sin ninguna necesidad de primarias. Es más, probablemente las primarias acaban con esa competencia para entrar en el asamblearismo — que es otro tipo de selección. Normalmente, una asamblea sólo dirime quién es el más bestia — entre los suficientemenete organizados. No seamos potemitas. La democracia tienen virtudes impagables. Pero es muy recomendable por esas virtudes, no porque suene bien. Si le quitas las virtudes -por ejemplo cambiando la competencia por el asamblearismo- todo lo bien que suene no sirve de nada. Al contrario; puede llegar a ser peor que lo no democracia, según cómo sea esta.

Aprovechemos el entretenimiento que proporciona el Circo PSOE, ya que no aprovecharemos la lección.