Es una canción que propongo. La música es muy conocida, y supongo que se notará.

Que le den al vascuence por el cu

que le den al vascuence por el cu

que le den al vascuence

que le den mucho al vascuence

que le den al vascuence por el cu

Repetir infinitamente.

Somos gilipollas. Vemos los síntomas, pero no vemos el problema.

El problema está en el título: Euskera en libertad #JuntosPorelEuskera

No hay vascuence en libertad. Eso no existe. Cuando dejas de tener unos tíos apartados en los montes, y pasas a que le gente se mueva y circule también por internet, no hay vernáculo marginal que valga. No tiene sentido ni función. No aporta nada, más que incordios.

Puedes ponerte Alicia, e imaginar que la gente se va dedicar a aprender una lengua inútil por amor al arte. O por amor a una etnia, una cultura, o la majadería de tu preferencia. Pero no ocurre fuera de la imaginación. También puedes ponerte facha, y creer que la gente va a acabar haciéndolo porque debe hacerlo. Tal vez con la ayuda de algunos estímulos más o menos agresivos. Pero si la gente debe amar algo y necesita estímulos para comprenderlo, lo que tienes es no libertad. Exactamente no libertad. La definición de no libertad.

También puede ser útil el vascuence para fabricar una nacioncita de mierda donde asesinar inocentes es cosa de cada uno, que puede interpretarse como quiera interpretarse. O para intentar fabricarla. Pero si prefieres la nación que ya tienes a las locuras de los asesinos de inocentes (el PSOE lo prefiere, se supone), entonces no deberías proclamar #JuntosPorelEuskera, sino #JuntosContraelEuskera.

No se puede “salvar una lengua” y tener al mismo tiempo libertad, porque da la casualidad que las lenguas viven en los cerebros de las personas. Y si el puto vascuence tuviera algún interés para la gente, no habría ninguna necesidad de salvarlo. Son los moribundos los que necesitan salvación. Y lo que le gusta a la gente, no muere. ¡Precisamente porque le gusta!

Los nacionatas vascos tienen razón. Es su razón, pero es verdad si se asume lo que asumen. El vascuence sólo puede ser una lengua de uso normal y generalizado si se impone con una brutalidad formidable. Lo que es falsa es la asunción. Que una lengua marginal sea una riqueza cultural que te dé algo que merezca la pena. Somos los no-nacionatas vascos los que no tenemos razón, y estamos haciendo el gilipollas. Porque si partimos  de la asunción errónea, la única solución es la de los nacionatas. La no libertad; la pelmada; la discriminación; el abuso; y un coste y un esfuerzo formidables … para conseguir nada. Para conseguir lo que nadie necesita; una lengua extra, muy cara, que proporciona cero comunicación añadida.

Vamos a corregir el latiguillo / título del PSOE.

Euskera o libertad #JuntosContraelEuskera

vascuence-por-saco-no-gracias

Del PP, mejor ni hablamos.

Y cantemos a coro:

Que le den al vascuence por el cu

que le den al vascuence por el cu

que le den al vascuence

que le den mucho al vascuence

que le den al vascuence por el cu

Fuente, Navarra Confidencial:

El vascuence obligatorio que viene