macabra-monica

Vamos a intentar dar una perspectiva, yo creo que muy fácil, para ver de dónde salen esos apocalipsis como los que presenta Mónica López por la televisión. Bueno, los de Mónica, los de toda la prensa, y los que los científicos proporcionan a la prensa.

Mónica:

Uno de los peores escenarios nos da que en agosto (para 2050) las temperaturas en España subirían entre dos y cuatro grados, que nos ponen en máximas de unos cincuenta grados en las olas de calor.

¡Joé!, máximas de cincuenta grados. Nos vamos a morir todos. El truco está en la parte que dice “uno de los peores escenarios”. Y eso es lo que vamos a ver; qué diablos quiere decir “peores escenarios”. ¿Que es un escenario, y de dónde salen los peores? De hecho no son en plural, porque sólo es uno. Y conviene avisar que, a veces, en vez de la frase “uno de los peores escenarios nos da que”, utilizan frases del tipo de “el clima podría” blablabla. En realidad quiere decir exactamente lo mismo; el clima podría blablabla … en el caso del peor escenario (imaginación), y en el caso tales modelos pero no otros (imaginación). Doble imaginación; doble salto mortal.

Mónica López lo explica muy bien [–>]:

En las últimas semanas hemos estado trabajando con la Agencia Estatal de Meteorología, a propuesta de la Organización Meteorológica Mundial, para generar un “escenario” de 2050, para ver cómo “sería” el tiempo en 2050. Lo difícil de contar conceptos científicos complejos es contarlos con suficiente rigor como para no mentir, pero contarlos con suficiente sencillez como para que todo el mundo lo entienda y a la gente le interese.

¿Sería un “concepto científico” muy difícil explicar que has trabajado para presentar, exactamente, el peor escenario imaginable? ¿Y confesar que es un escenario completamente inverosímil que no se creen ni los que lo parieron? Que por cierto, no fue Mónica. Ella no ha “generado el escenario”.

En esta imagen del vídeo de Mónica se ve, encuadrado en rojo, lo del “escenario”.

monica-lopez-rcp85

El “escenario” (le llaman RCP8.5) es la línea roja. Y quiere decir dos cosas. Elegir un efecto determinado de calentamiento para el CO2 dentro de un margen posible muy amplio; y elegir una cantidad de emisiones futuras de CO2. Son los dos saltos mortales: efecto del CO2 y cantidad de CO2. Los dos tienen márgenes muy amplios.

De lo primero hemos hablado mil veces ya. Si el IPCC dice que por doblar la cantidad de CO2 el clima se calentará entre 1,5º y 4,5º, quiere decir que no pueden estar seguros de nada. Que van a ciegas. Y los cálculos más recientes, constriñendo los modelos con la realidad, andan entre 1,5º y 2,2º. También puede ser menos, dependiendo del componente natural — que no conocen. Ese es uno de los saltos mortales para hacer las predicciones espectaculares de Mónica. Olvidar la parte baja del rango de lo posible (según el IPCC), que curiosamente es a donde parecen apuntar los datos que hay. Y cuanto más reciente el estudio, más bajo el resultado.

Lo que nunca habíamos hecho hasta ahora es mirar qué pasa con la cantidad de CO2 que hay en ese escenario creado para que disfrute el público masoca de Mónica. Lo veremos en dibujitos.

CO2 histórico. Aquí no hay imaginación, ni Mónicas. Es lo que sabemos.

co2-desde-1700

Se ve que como hacia 1960 cambia el ritmo.También coincide en que es desde que se mide en condiciones, en Mauna Loa (Hawái).

Si usamos sólo esa parte, veremos que se acelera, pero que lo hace con una regularidad que parece un reloj.

co2-ml-y-polinomica

La línea azul es lo que miden; la roja es una fórmula matemática que representa una aceleración constante. Nadie sabe lo que va a pasar en el futuro con las emisiones. Pero si quieres imaginar un “escenario” en el que las cosas siguen igual, porque no hacemos nada al respecto, y ves que el CO2 está aumentando y lo hace de forma acelerada, pero que la aceleración es de una regularidad pasmosa; entonces el escenario business as usual debería ser la prolongación de esa fórmula matemática. Esto:

co2-ml-y-polinomica-prolongada-2100

Y lo que queremos es comparar esto, que es lo que se puede pensar sin gimnasias especiales, con el “escenario” de Mónica. Representamos los dos juntos.

co2-ml-y-monica-lopez-1

¡Glups! Mónica se sale del mapa (es la línea naranja que pone RCP8.5). Hay que cambiar el eje del CO2.

co2-ml-y-monica-lopez-2

¿Cómo diablos han hecho el escenario de Mónica para que tenga el doble de CO2 que en el caso de continuar con la aceleración que llevamos? Se ve que ya mismo son dos curvas diferentes, si ampliamos la zona común de la realidad y el escenario:

co2-ml-y-monica-lopez-3

Está hecho con mucho arte. Por ejemplo, imaginando que en el futuro no ocurrirá lo que viene ocurriendo,  como un aumento de la pobreza global, que está disminuyendo. O donde la fertilidad humana no colapsa con el tiempo, al contrario de lo que vemos. Y así consiguen imaginar una Nigeria que pasa de tener 182 millones de habitantes ahora, a 1.500 millones en 2.100. ¿Pero quién le ha dicho a Mónica que Nigeria (923,768 km2)  vaya a poder soportar nunca la población actual de China (9,596,961 km2)? Y hay muchos casos así con la población en ese escenario. También colapsan la tecnología, y en vez de avanzar retroceden al siglo XIX. Por ejemplo, usando en 2.100 mucho más carbón en el mix de la energía que actualmente. Cuando actualmente no está creciendo. Por no mencionar la eficiencia en el uso de la energía, que a pesar de estar mejorando mucho desde hace un siglo, en el “escenario” de Mónica no lo hace a partir de ahora. Y para rematar, no tienen ninguna novedad tecnológica en el apocalipsis de la López. Los humanos han dejado de inventar cosas. Se han quedado tontos. Como los masocas de la artista.

Hay un descripcion detallada del “escenario” mágico en ca’n Curry:

¿Es posible el peor “escenario” imaginable? Seguro, cualquier cosa puede ocurrir. Por poder … Si imaginamos muchos retrocesos, e imaginamos que ocurren todos lo retrocesos que somos capaces de imaginar, nos sale Mónica del tirón. Una pesadilla estupenda.

dominatrix-monica

Pero a eso difícilmente se le puede llamar business as usual. Sí se le puede llamar alarmismo as usual. También se le podría llamar “no mentir” … si la encantadora chica del tiempo avisara que se trata de un ejercicio de especulación más relacionado con lo macabro que con el mundo real.

Resumiendo. La amiga Mónica (los alarmistas) da dos saltos mortales. Elige la media del efecto del CO2 que sale de los modelos climáticos, olvidando que los datos reales apuntan a mucho menos. Ojo, los datos reales, pero las mismas asunciones del IPCC, que no tienen por qué ser acertadas.  Y directamente dobla el CO2 del futuro respecto a lo que sería un  business as usual.

Repetimos lo de su cantidad de CO2, que yo no lo había visto nunca. Pero cambiando los títulos para que se entienda mejor.

el-co2-de-monica-lopez-2

En números fáciles. Si en vez de unos 2º por doblar el CO2 como en los estudios recientes, que puede ser menos, usas los 3,2º de los modelos, estas multiplicando el calentamiento por 1,6. Y además si doblas la cantidad de CO2 futuro, te queda 1,6 x 2 = 3,2 veces más calentamiento. Por eso dice Mónica “entre dos y cuarto grados” cuando lo normal sería decir  entre o,6º y 1,25º. ¡Todo con los números del IPCC! Que no hay ningún motivo especial para creer.

monica-lopez-y-su-calentamiento-global

Lo más maravilloso es que se trata de “un rigor como para no mentir”. Literalmente.

Alguien podría preguntar, muy razonablemente: ¿Cuánto CO2 hay en un escenario business as usual de verdad? No se puede contestar, porque no lo han hecho. Les interesa asustar; no les interesa la realidad previsible.

Añadido (poco posterior). Vamos  darle aun más perspectiva al cuento de Mónica. Con un gráfico desde 1700. Creo que se entiende sólo. Pero se puede destacar que donde antes nos parecía que en 1960 había un cambio de ritmo espectacular …

co2-desde-1700

… ahora resulta que es un cambio que apenas se nota para lo que necesita el cuento de la artista.

cuento-de-monica-lopez

El problema es que es un cuento de imaginación, no de observación. De hecho, no se observa. Ni siquiera un poquito. Y debería.

Añadido II (4 sep 13:30). Se puede mirar otro detalle. Dentro de que la aceleración conocida (no imaginada) entre 1.959 y 2.015 es muy regular, podemos ver si hay alguna pequeña diferencia con el tiempo. Por ejemplo, dividiendo la serie en dos mitades, y comparando los primeros 28 años con los segundos. Y sí hay una pequeña diferencia. En la segunda parte la aceleración es un poco menor, y no mayor como necesita Mónica.

co2-ml-primera-y-segunda-mitad

Es una diferencia muy pequeña. Pero en todo caso, de haberla, hay lo contrario de lo que imaginan.

Para darle más perspectiva lo podemos juntar a lo de Mónica y su escenario terrorífico. En realidad es el escenario terrorífico del IPCC; la artista no ha hecho nada. Pero es para entendernos.

Se representa:

Verde: Proyección hacia el futuro de la serie del CO2 de Mauna Loa entre 1.959 y 1.987.

Azul: Proyección hacia el futuro de la serie del CO2 de Mauna Loa completa (1.959 – 2.015)

Naranja: La pesadilla de Mónica.

co2-monica-y-proyecciones-realidad

Y quiere decir que según avanza el tiempo no nos acercamos a Mónica, sino que nos alejamos. Se va a poner triste. Esperemos que esté ganado mucho dinero, para consolar.

Actualización: Haddock:

¿Tendrán ** de intentar explicarse?

Fuentes:

El CO2 de Mónica viene de la digitalización de este gráfico del IPCC:

rcps-co2

Tomado de la EPA [–>], y ajustando al mismo CO2 en el año 2.000.

CO2 medido en Mauna Loa, de la NOAA:

Mónica viene de ella misma, y su tele.