¿Quieres ver un tonto en acción?

Traducido:

El caso es que incluso si cada ciudadano americano fuera en bici al trabajo, usara sólo paneles solares como electricidad doméstica, si plantara docenas de árboles, si de alguna manera elimináramos todas nuestras emisiones domesticas de CO2, ¿sabes qué?, eso sería insuficiente para compensar la polución de carbono proviniente del resto del mundo.

Si todas las naciones industrializadas bajaran hasta cero emisiones — date cuenta de lo que digo, todas las naciones industrializadas sin ninguna emisión — no sería sufuciente; no cuando más del 65% de la polución de carbono del mundo viene de las naciones en vías de desarrollo.

El tonto es John Kerry, el 9 de diciembre de 2015 al arrancar el COP21, la conferencia del clima que dio lugar al famoso acuerdo de París. El problema estaba planteado con claridad. Si crees que las emisiones de CO2 son un problema (y le llamas polución), no sirve de nada un compromiso que incluya sólo las naciones desarrolladas.

Pues eso que Kerry decía -con razón- que no sirve para nada, es justo lo que se consiguió con el acuerdo de París con el que todos lloraban de emoción. En realidad peor, porque algunas naciones en que en absoluto son “en vías de desarrollo” tampoco van a bajar sus emisiones. Las que están en el lado de los no-tontos. Y sí, los tontos son (somos) justo los que habías pensado antes de empezar a leer.

Se puede dibujar así el acuerdo de París. El gráfico muestra el 70% de las emisiones, según los países que las producen. En cada uno figura su porcentaje sobre el total mundial.  En rojo salen los que están aumentando las emisiones, y las van a seguir aumentando. De hecho están instalando nuevas centrales de carbón como locos. Son los listos. En azul, los que no las están aumentando, y las van a disminuir. O sea, los tontos de la película.

acuerdo-paris-listos-y-tontos

No merece la pena mencionar uno por uno al resto de los países, porque ninguno pasa del 1% de las emisiones.

Acuerdo de París, artículo 4.4

Los países desarrollados deben continuar llevando el liderazgo por medio de unos objetivos de reducción absoluta de sus emisiones en el total de la economía. Los países en desarrollo deben continuar mejorando sus esfuerzos de mitigación, y se les anima a moverse en el tiempo hacia una reducción de las emisiones, u objetivos de limitación según las diferentes circunstancias nacionales.

Pregunta. ¿Cuánto tienen que reducir su sus emisiones los tontos (la parte azul de la tarta que representa el 25% de las emisiones) para compensar el aumento de emisiones de los listos (la parte roja, que se lleva el 46%)? Y eso sería sólo para que el mundo siga emitiendo lo mismo, sin aumentar ni reducir el bendito CO2 que está devolviendo a la atmósfera.

Y luego, además de los listos y los tontos, están los listillos.

climate-vulnerable-group

Nota. Si lo que quisieran es dar dinero para el desarrollo, que no es ninguna mala idea, hay otras formas de hacerlo, y es otra discusión. Pero la mejor estrategia no es frenar el desarrollo de los que pueden apoquinar las transferencias de ayuda al desarrollo. Si quieres pasar dinero de los ricos a los pobres, lo primero que necesitas es … ¡que haya ricos! En el paleolítico nadie pensaba en transferencias, porque no había nada que transferir.

Fuentes,

Blog de Judith Curry:

Acuerdo de París:

Datos: