Luis Bouza-Brey

riv2

 

Ciudadanos lleva una temporada con la brújula desviada: el malo de la eterna película de buenos y malos no es Rajoy, por haberse negado a presentarse a la investidura sin apoyos suficientes, sino Sánchez, por haber bloqueado toda posibilidad de pacto entre Constitucionalistas y buscar el apoyo de los populistas y la abstención pedigüeña de los nacionalistas.
Ciudadanos no puede presumir de haber evitado un Gobierno del PSOE con PODEMOS: Su gran demérito es haber fortalecido a un líder inepto en el PSOE y una política de exclusión sectaria en dicho partido.
Mientras Ciudadanos no corrija la desviación patológica de su brújula continuará recibiendo apoyos por debajo de los necesarios para iniciar la Regeneración, y corre el peligro de fracasar como proyecto.

Benegas y Blanco apuntan esta tesis en el artículo que sigue:

CIUDADANOS Y El 26J, ¿EL PRINCIPIO DEL FIN?

JAVIER BENEGAS y JUAN M. BLANCO en “Vozpópuli” del 14-5-16