¡Yo; yo, me, conmigo, he salvado a España del rescate!

¿Seguro, genio? Porque tiene toda la pinta de que el rescate está a la vuelta de la esquina. Quiera o no quiera el genio, y gobierne quien gobierne. Y lo habrá hecho el sólo. Tú, te contigo … mismo. De pe, a pa. Con su 5,2% de déficit, y engañando al respecto.

Hacer algo en la buena dirección, pero de forma muy insuficiente, tiene un problema. Que se sabe que conoces perfectamente lo que debes hacer, pero no lo has hecho. Si al asno drogadicto (del poder) de Tóntez se le escapan las cuentas, no pasa gran cosa. Nadie esperaba que las controlara en primer lugar. Así que con Tóntez seguramente nos hubieran obligado al rescate antes de presentar las cuentas. Porque sólo con presentar los presupuestos se vería que no las va a cumplir. Y de Potemos ni hablemos. Tal vez incluso de C’s también. Pero no es el caso de tú, te, contigo. Igualmente drogadicto del poder, pero no asno económico. Sabía lo que había que hacer. Pero no lo ha hecho. Y eso es peor que ser ignorante; es ser incompetente consciente.

Y no es que hubiera muchas dudas. Seguramente no se trata de un ladrón, como dicen los que le defienden. Pero dirige, muy satisfecho, una cueva de ladrones. Plasma mediante, con los cojones que le adornan. O sea, sabe que robar está mal, pero tampoco hace nada al respecto. La misma estrategia. Que se puede ver en todo lo que (no) hace.

De un artículo del 1 de enero, de John Müller:

john-muller-presupuestos

Visto que Rajoy ni siquiera tiene la disculpa de una cierta seriedad económica, lo suyo ahora serían nuevas elecciones. Porque hay información nueva. Nueva, en el sentido de que ya no se puede disimular — como hasta ahora podían algunos. Sabemos que nos van a apretar las clavijas y va a haber un rescate con condiciones. Y, que se conozcan en nuestro entorno, sólo se ven cuatro tipo de soluciones.

  1. Irlanda
  2. Portugal
  3. Grecia
  4. Varoufakis

Aunque posiblemente la 2 y la 3 sean la misma, en circunstancias algo diferentes. O sea que se pueden resumir en tres.

  1. Tragar quina con menos impuestos y economía que se recupera (Irlanda).
  2. Tragar quina con más impuestos y economía que se arrastra (Portugal, Grecia).
  3. No tragar quina y dormir al raso (Varoufakis y fuera de la UE).

Y estaría muy bien que en unas nuevas elecciones nos explicaran qué tipo de camino conocido propone seguir cada cual. O, si es un invento prodigioso, que también lo digan. Lo de “política nueva” o “política del cambio” (PSOE, Potemos, Ciudadanos), no sirve. Quedará muy bonito, pero no señala el camino. ¿Cuál de los tres? Y tampoco sirve lo de “mantener nuestras reformas económicas”.  Era mentira. Otra mentira.

Otra discusión diferente, pero tal vez necesaria, es si la UE se puede mantener como va, o tiene que intentar parecerse más a -por ejemplo- USA.

https://plazamoyua.files.wordpress.com/2015/01/balanzas-fiscales-usa.png?w=510&h=396

Pero esa es una discusión (decisión) dentro de la UE, no de unas elecciones españolas. Y no es para ahora, sino para más adelante. Para después del rescate y la monada.

Resumiendo. ¿Nos dejamos ya de payasadas, y tenemos unas elecciones en serio? ¿Es la Marianidad esa del plasma, y de la cueva de ladrones, la que puede defender una seriedad económica … visto lo visto?

Nota: Los robos son muy espectaculares y hacen precioso en los periódicos, pero no llegan ni de lejos para cubrir el déficit. Eliminarlos no arregla el problema. Pero sí señala un defecto de carácter. O de espíritu. Y si le sumas el déficit …