riv1

 

Luis Bouza-Brey

Lo peor de todo, en la propuesta de reforma constitucional de Ciudadanos, es que parece un brindis al sol, hecho para defraudar a los que les apoyábamos. Ciudadanos no sólo participa en el circo, apoyando a un inepto, en lugar de intentar echarlo, sino que además presenta un proyecto de reforma constitucional que es una sarta de ocurrencias deslavazadas, sin hilo conductor:
¿A quien se le ocurre defender la Regeneración sin proponer la reforma del sistema electoral?;¿resulta de enorme trascendencia para el sistema la ocurrencia de la iniciativa popular?;¿es bueno que se supriman las Diputaciones cuando en muchas partes de España cumplen funciones importantes insustituibles?;¿qué dicen del Estado autonómico, que se quede como está? Finalmente, lo de la limitación de mandatos del Presidente del Gobierno es una tontería… O lo sería, si no fuera necesario gracias a Pedro Sánchez. Parece una propuesta ad hominem, por si acaso.

En fin, la propuesta de Ciudadanos es un despropósito, una expresión suprema de inepcia. Si no es un paripé para salir del paso, no le encuentro sentido. Pero con el proyecto de Regeneración no se juega. Me han defraudado, radicalmente.