caos

 

CAOS

 

Luis Bouza-Brey

Pablo Sebastiàn analiza hoy en “República” el laberinto español, un dilema circular y sin solución al que nos ha conducido la política del PSOE, al autorizar a Pedro Sànchez a promover el caos, pues la resultante de intentar formar un Gobierno de batiburrillo, con 90 escaños de 350, es el caos previsible que va configurándose, y ante el que toda la morralla antisistema abre sus fauces babeantes.
Sánchez, el PSOE, España y la libertad se desmoronan sin que nadie sea capaz de coger el timón y señalar el rumbo, mientras desde el fondo revuelto del resentimiento popular ascienden los hedores del “cul de sac” de meonas, coños sacrílegos, brotes sediciosos, izquierdismos tercermundistas, apologías del terrorismo, redes de corrupción y demás miasmas de descomposición.
Lo que queda de sensatez en el pueblo español asiste atónito al derrumbe de la esperanza y la inundación catastrófica de gentuzas y basuras liberadas por el aprendiz de brujo del supuesto líder del PSOE, que con su inconsistencia e inepcia nos conduce a todos al suicidio.
Frente a tamaña descomposición y putrefacción no hay más salida que abortar de raíz la intentona caótica de Sánchez: ni el PSOE ni Ciudadanos pueden dejarse llevar al suicidio, inanes, desquiciados con la falsa ilusión de que la situación política actual tiene otra salida que unas nuevas elecciones en las que el pueblo español contemple de una vez el caos que se ha montado y vote con más solvencia. Y si ni ante una nueva oportunidad es capaz de abrir los ojos, vayamos arriando los botes salvavidas de un navío que se hunde irremisiblemente. Nuestra próxima reencarnación como país será en otro Mundo. En el tercero.

A mi sólo me queda confirmar mi pronóstico de hace unos meses:

EL PROBLEMA ES EL PSOE. COUSAS A 21-12-15

Luis Bouza-Brey

http://www.lbouza.net/ESPANA/lb211215.htm
“…El PSOE de Pedro Sánchez, con su cordón sanitario frente a PP, su inepcia para plantear una alternativa al PP de Rajoy, su radicalismo izquierdoso y sus alianzas bolivarianas, ha vuelto a caer, cediendo hegemonía a Podemos.
Ahora intentará formar gobierno con Podemos, mareas y nacionalistas, creando un batiburrillo mayoritario pero demencial, que volverá a embarrancar la economía, regalará más poder al nacionalismo étnico, será incapaz de poner en marcha una reforma constitucional aceptable, nos alejará definitivamente de la Unión Europea, y acabará como el rosario de la aurora en breve plazo.
Gracias al PSOE de Sánchez, en un año estaremos mucho peor que ahora, y será preciso convocar nuevas elecciones ante el caos que habrá desatado…”

 

Vean como contempla Pablo Sebastián el dilema de España:

“Así está el problema irresoluble de PP, PSOE, Podemos y C’s”

PABLO SEBASTIÁN en “República” del 20-2-16

http://www.republica.com/el-manantial/2016/02/20/asi-esta-el-problema-irresoluble-de-pp-psoe-podemos-y-cs/
“…eso mismo que ha rechazado el PSOE devolviéndole a Podemos sus falsas cartas de amor llenas de tachones y rectificaciones, como lo ha subrayado su portavoz parlamentario Antonio Hernando, lo que va a provocar el estallido de la reunión de los ‘cuatro de la izquierda’ que ha propuesto inocentemente Alberto Garzón, a quien Iglesias corteja y deja hacer para meter en el zurrón electoral de Podemos el millón de votos de IU. Y es esa perspectiva de unión electoral entre Podemos e IU, que suma mas de seis millones de votos y dejaría al PSOE como el tercer partido nacional en unas nuevas elecciones, lo que aterra a Sánchez porque en ese momento su liderazgo en el PSOE estaría acabado y su sucesora en ciernes Susana Díaz sí pactaría la gran coalición PP, PSOE, C’s, con o sin Rajoy.

Todo ello conduce a la desesperación de Sánchez porque con C’s –si es que finalmente le prestan sus votos en la investidura- no logrará salir elegido presidente, y si avanza por el pantano de Podemos corre doble riesgo: o se le subleva el Comité Federal del PSOE; o cae en las redes de Iglesias, su pretendido vicepresidente del Gobierno.

Albert Rivera medita en la cuarta esquina con su discurso constructivo pero a la vez peligroso para C’s porque corre el riesgo de votar a favor de Sánchez el día 5 y teme que ello solo sirva para estigmatizar a C’s como partido apéndice del PSOE de cara al posible adelanto electoral…”