La noticia la da el Diario Vasco (Grupo Vocento).

diariovasco-euskera-francia

Traducción:

Guipuzkoa: Guipúzcoa.

Euskera: vascuence.

Iparralde: País Vasco francés.

Estatus legal: tontería con las lenguas marginales.

Por un voto: mira que es mala baba.

Estado francés: Francia

He intentado leer el asunto en algún medio no influenciado por el ambiente de subnormalidad local, sea en inglés o en francés, pero no he encontrado nada. Se ve que fuera de Vasquilandia, el orbe no está muy interesado en las vicisitudes de las lenguas marginales en Francia. Y es una pena porque lo del Diario Vasco no es exactamente fácil de entender. Y definitivamente muestra opinión exclusiva de parte. De La Parte.

Cosa curiosa, porque si en la Asamblea Nacional ha habido una votación, y no la ha ganado La Parte (del Grupo Vocento), debe querer decir que hay dos opiniones enfrentadas. Y tenemos que tratar de imaginar la discusión a través de sólo lo que dice La Parte. Harto difícil, dada la falta de racionalidad de sus miembros. ¡En el país del racionalismo!

Dos ejemplos:

Dice el Grupo Vocento:

Las miles de personas que todavía se expresan en una de las 75 lenguas minoritarias autóctonas en Francia tendrán que seguir dependiendo de iniciativas populares para fomentar el uso de estas lenguas, condenadas a limitarse al ámbito privado.

Si el “ámbito privado” es el ámbito no oficial, se están lamentando de que esas lenguas se vean limitadas al 99 por ciento del ámbito de cualquier lengua. Por poner un ejemplo, el inglés es una lengua exactamente producto exclusivo del “ámbito privado”.  No hay ninguna incompatibilidad entre la limitación al ámbito privado y la pujanza de una lengua.

Y las personas que se expresan en esas lenguas marginales además del francés, dependerán de la iniciativa privada sólo si están interesadas en fomentar su uso. Pero no hay ninguna ley de la naturaleza que diga que el usuario de una segunda lengua minoritaria tenga que estar interesado en fomentar su uso. Tan claro, como que el mismo diario pone dos ejemplos en el mismo artículo. Uno de ellos, Manuel Valls.

Y un militante “occitanista” …

… califica la maniobra del PSF de autentico escándalo y denuncia que un diputado de extrema izquierda tache de “locos” a los defensores de las lenguas regionales. “¿Acaso están locos el primer ministro Manuel Valls, la exministra de Justicia Christiane Taubira y muchos diputados por hablar en su esfera privada en otra lengua que el francés?

Querido Grosclaude: El que llama “locos” a los que quieren un estatus oficial para las lenguas marginales, NO está llamando locos a los que, hablándolas, no piden ese estatus. Por ejemplo, los dos que acabas de citar. Le llaman lógica. Pero igual es que el “occitanismo” pervierte el raciocino tanto como el “vascuencismo”.

Y esto es todo lo que explica el Grupo Vocento sobre la interesante discusión. Dos paridas manifiestamente subnormales — que presenta y viste como si fueran normales.

Añado. Francia firmó, pero nunca ha ratificado, la Carta Europea de las Lenguas Marginales. Deben andar siempre enredando con el asunto. Algunos partidos prometen hacerlo en todas las elecciones, muy significadamente el PSF. Pero luego, naina. Tienen un chollo. El artículo dos de su constitución dice que “la lengua de la República es el francés”. Como decía el artículo 4 de la República Española (“el castellano es el idioma oficial de la República”) [–>]. Y claro; resulta que la democracia española actual es la “etnicida”, y la “facha”. A pesar de que le pone un altar a cada lengua marginal que se encuentra en el camino.

Resumen. Al contrario de lo que opina el Grupo Vocento, los listos son los franceses. Y a pesar de que ese grupo de comunicación, tan franquista cuando vivía Franco, le pretenda dar lecciones de “democracia” a la República Francesa. Somos un ejemplo insuperable de que hay tonterías con las que es mejor no empezar. Ni medio pasito, y así no tienes ni medio problema.

Para más artículos de la sección Maldito Vascuence, clic en su imagen.

Vascuence por saco