Nota: Viene de El circo en el gallinero, donde Marod sostiene que el circo en el parlamento es libertad de expresión. Y se lo discuten, alegando que el sistema PARLAmentario va de comunicación y debate oral, no visual.

¿Pero cómo me la voy a estar cogiendo con papel de fumar?

Aludir al origen etimológico de la institución para desechar la comunicación visual es un tanto exagerado.

Nada exagerado. Son dos tipos de comunicación que no tienen nada que ver. Visualmente no se pueden comunicar argumentos, sino sensaciones. Por eso no existe la discusión visual. Porque discutir, debatir, sólo se puede con argumentos.

Un ciego es un impedido, un limitado. Pero no tiene ningún problema de participar en la sociedad. Un sordo es un incomunicado. Una isla. Estás hablando de dos mundos completamente diferentes, y con consecuencias completamente diferentes. Sistemas diferentes.

Por lo que sé el reglamento del congreso no obliga a llevar una determinada vestimenta.

Hace unos años, pillé una celebración de  la Misa de Julia en la radio. Soprendentemente, muy interesante. Le entrevistaba a un cocinero de fama. Creo que el del Bulli. Venía de recoger un premio en Francia. Y Julia, muy en su línea de populismo barato, se lanzó a una filípica de que por qué tanto rollo con la comida francesa, cuando en España se come estupendamente y hay restaurantes magníficos.

El tío del Bulli le dejó largar. Ni mu, decía. Y cuando Julia se acabó de despachar a gusto, explicó:

– ¿Me preguntas que por qué la comida francesa, y qué tiene la española de menos? Es fácil. La escuela de cocina española más antigua está en Madrid, y tiene 50 años. La que me ha dado el premio en Toulouse dista mucho de ser la más antigua de Francia, y estaban celebrando el 350 aniversario. Esa es la diferencia. Siete veces más experiencia … y cultura gastronómica. Y eso en Toulouse; en París es todavía más.

Y Julia, planchada.

¿Qué cojones me importa a mi el reglamento del congreso español para saber cómo debe funcionar un sistema parlamentario? Sería como preguntar a unos músicos de Ruanda Burundi, que se acaban de aficionar al flamenco, sobre cómo debe evolucionar ese arte en el futuro próximo. ¿Acaso te has vuelto loco? Cojones, que estoy hablando de USA y UK. ¿Quieres compararnos al mismo nivel? ¿De verdad? ¿O es que te ha dado un ataque de telebasura, y todos tenemos una opinión y vale lo mismo?

No seas animal. El sistema parlamentario existe desde mucho antes de la televisión. Cuando nadie podía “ver” los discursos — pero sí leerlos. Salvo cuatro gatos desocupados de la capital. Si cambias un parlamento oral (argumental), por uno visual (sensacional), estás cambiando de sistema. ¡¡¡Porque no se pueden disutir / rebatir los atuendos!!! No son argumentos. Sí pueden ser -o representar- “identidades”; pero precisamente contraponer “identidades” es -tal vez- la peor idea que le puedes encalomar a un sistema democrático. Te lo cargas.

Esa es, exactamente, la función de una uniformidad en el vestir. Y la prohibición de carteles y fanfarrias. Claro que da igual que vayan todos con corbata, todos con mono, o todos con rastas y piojos. Respecto al sistema de comunicación, quiero decir. La cuestión es que la expresión y discusión sea argumental, no de sensaciones. Y eso, el animal humano sólo lo sabe hacer con palabras. Lo demás es enmerdar la comunicación (expresión). Y la mierda no es libertad. La libertad de expresión es que puedas expresarlo todo … argumentalmente.

Pero bueno, vale; España. Y Julia. Y Marod, al parecer. Nuesta comida es estupenda, y no tenemos nada que aprender de nadie. Y si hacemos del parlamento el circo; ¡ea!, ¿y por qué no? ¿No es libertad? Pues sí, le puedes llamar “libertad de expresión”, si no has entendido la función de la libertad de expresión. Cuya ventaja no consiste en darle gusto al nene, y que berree o vomite (expresiones al fin y al acabo), sino en la competencia … ¿de? … ¡¡¡ideas!!!

Esto no son ideas:

https://i1.wp.com/cadenaser00.epimg.net/ser/imagenes/2016/01/13/politica/1452685472_588158_1452686284_noticia_normal.jpg

¿Por qué está prohibido hacer fotos en Old Bailey? Pues precisamente porque aunque en un juicio penal pueden ocurrir mensajes visuales, el sistema de expresión del derecho penal no es visual. Y es un sistema montado justamente sobre la libertad de expresión y contratse de argumentos. Pablito, en un juicio, montaría todos los números posibles de bebés y disfraces … si le dejaran. Porque es el maestro de la discusión no argumental. Si se le puede llamar discusión, porque normalmente se conoce como combate.

Si le llamas “libertad de expresión” a eso, le estás llamando libertad de expresión a la libertad de cerrar el paso a los argumentos. Y si crees que eso no es un cambio de sistema, es que confundes academia y kindergarten. Los dos son educación, y de humanos; pero no son el mismo sistema.

Otras entradas de la serie:

Actualización / añadido. Justo hoy hay una noticia muy bonita en La Tribuna del País Vasco [–>]. Viene muy al caso de la “libertad de expresión”. En Pasajes hay una alcalde que, supongo que -según Marod- en uso de su “libertad de expresión” ha emitido el siguiente comunicado.

Se pone en conocimiento de las contribuyentes de este municipio que en las ordenanzas fiscales se recoge una bonificación en el Impuesto de Bienes Inmuebles para las propietarias de viviendas que las tienen en alquiler dentro del “Programa Vivienda Vacía” regulado por el Programa del Gobierno vasco…

Y entonces el ayuntamiento recibe un montón de llamadas preguntando si los contribuyentes propietarios de pisos no pueden acceder a la bonificación. Y la respuesta es que por supuesto que sí, que la medida incluye a todos los sexos y sexas. Que sólo se trata de que el ayuntamiento está usando la nueva normativa de comunicaciones propia.

Perfecto ejemplo para saber si estamos hablando de un caso de “libertad de expresión” del ayuntamiento, o del gusto del nene — en este caso, nena. ¿Son lo mismo? Difícilmente. Si “libertad de expresión” es darle gusto a la nena, la expresión (comunicación) se basa en normas particulares de cada cual. Y la chiquillería no se puede entender. Con lo cual la expresión / comunicación se convierte en una actividad autista. Nena habla, pero la basca no entiende. Y se pierde el tiempo preguntando. ¿La “libertad de expresión” incluye la libertad de no ser entendido — y por tanto estar metiendo ruido en el sistema?

Pues todo depende de que se entienda “expresión”. Puede ser el gusto del nene (o la nena), y entonces la actividad que sólo atañe al emisor. O pude entenderse como comunicación, que necesariamente incluye tanto al emisor como a los receptores potenciales. O sea, o estamos hablando de personas sueltas y sus estúpidos “derechos”; o estamos hablando de sistemas y funcionalidad. Esa es la cuestión. La libertad de expresión es la libertad de poder expresarlo todo, no la libertad de hacerlo como te salga del nabo. Porque lo segundo sería libertad de meter ruido en los canales de comunicación, y eso dificulta la libertad de entender el no-ruido. O sea, la libertad de entender; recibir.

Añadidos posteriores, para incuirlos en los comentarios:

iglesias-goya

pablemos-telebasura.png