Se quejan. Les han mandado a los payasos al gallinero.

el-circo-al-gallinero.png

Un campasino de los de antes, analfabeto, cuando iba a una boda en el pueblo, se vestía. Cuando menos, “de domingo”; y probablemente más allá. No se le ocurría ponerse unas alpargatas ese día, ni buscar el jersey con más agujeros. ¿Por qué? ¿Acaso para fardar de hacendado y rico? ¿Para pasar por “facha”, o “pijo”? ¡Quia! No era más que respeto. Por los contrayentes, por sus padres, la familia, etc.

Uno no se pone una corbata para no ser “pueblo”. Hace decenios, tal vez. Pero ahora es por obligación; porque hay que mostrarle respeto a alguien. Al jefe; al cliente; al inversor;  y los diputados -precisamente- al pueblo que representan. Sólo gente como Bill Gates, al que no le preocupan ni los clientes ni los inversores, y es el mega-jefe, puede ir donde quiera sin corbata. Tal vez se la ponga en una visita a Obama. Por respeto.

Y por respeto, ni al que asó la manteca se le ocurre entrar en una cámara parlamentaria USA sin corbata. No le dejan. Ni en las cámaras británicas, por supuesto. Y no tiene nada que ver con ser “capitalistas”. Tiene que ver con no ir de esto.

el-circo-al-gallinero-2

Esto es un “show”, un mensaje. Si el campesino mencionado antes va con alpargatas a la boda, se está cagando en la familia. Con todas las letras. Y es una idea excelente mandar al los cagones al gallinero. El tufo, como sale caliente, va hacia arriba. Que se lo esnifen ellos.

Así les han ubicado:

congreso-grupos-asientos

Podía haberse mejorado. Siendo por higiene, todavía podían haberles metido a los de ERC en ese cacho de cuarta fila que les han dejado a los de Potemos. Nada sale perfecto.

El circo, cuanto más lejos, mejor. No se sabe si la idea ha sido de Patxindakari, o de quién. López se la quiere encalomar al PP. Pero no cuela; no tienen huevos. Yo apuesto por un contubernio PSOE – Ciudadanos, con apoyo externo del PP. Ya van dos, contando la constitución de la mesa. Sería una estupenda respuesta a la ofensa de la “oferta” de Potemos al tonto de Pedro Sánchez. Igual resulta que Pachi tiene dentro más de lo que parecía.

Imprescindible el artículo de Gistau en ABC:

O vean la entrevista concedida a la Sexta por el pobre Luis Eduardo Aute, que parecía un espectro reminiscente de la Transición buscando aceptación en la pandilla de «Verano azul». Aute intuye que hay que ser de Podemos, que ahí es donde milita ahora la «gauche-divine» fetén, pero no es capaz de explicarse más que con topicazos como «viento fresco», detrás no aparece articulada una sola idea, ni un solo esfuerzo de información, ni una sola reflexión política, nada.

Manda cojones llamarle “viento fresco” al tufo. Pues eso; que se refresquen en el gallinero. Dicen que no son “anti-sistema”, creo. ¿Y qué puede haber más anti-sistema que la falta de urbanidad (respeto)? Es justo lo primero que se les corrige a los niños, precisamente para integrarlos en el sistema. Los niños son anti-sistema antes de educarlos. Como Potemos. Son como niños.

Otras entradas de la serie: