EL equipo UAH ha actualizado a diciembre 2015 su serie de temperatura global. Como se sabía, 2015 está lejos de ser un año récord de esos que tanto les gustan a los alarmistas. Según los satélites, y en la baja troposfera.

Roy Spencer nos cuenta:

2015 es el tercer año más caliente globalmente en el registro de satélites (desde 1979), con +0.27ºC. Queda tras 1998 (+0.48º C) y 2010 (+0.34º C). Como 2016 debería ser más cálido que 2015 con El Niño en curso, hay una buena oportunidad de que 2016 acabe como año récord. Todo depende de lo que tarde El Niño en acabarse durante en el año.

Pondremos los dibujitos oportunos.

EL clásico, con el mes a mes, y una media móvil de 12 meses, centrada.

temperatura-global-uah-fin-2015

Y ahora dibujitos con mejor contexto.

El que más debería interesar es la comparación de la realidad con los modelos climáticos de la alarma. O contra la teoría alarmista.

temperatura-global-uah-2015-modelos-y-realidad.png

Va de culo la teoría. El 95% de los modelos climáticos está seguro al 95% de que la teoría está mal.

¿La Pausa, preguntas? La pausa está estupenda, muchas gracias por preguntar. 18 años y medio. Y ya de paso, y para mayor contexto, ponemos también el nivel de la temperatura esa de +2ºC sobre lo que llaman “temperatura preindustrial”, en la que dicen que se acaba el mundo.

temperatura-global-uah-la-pausa-y-preindustrial

Pero podemos darle un consuelo a los alarmistas. Como 2016 andará en los alrededores del récord de 1998, o más, se acabará La Pausa. Y es que ya era un cachondeo; de todo el tiempo del Calentamiento Global Acojonante, la mitad es pausa. Lo malo es que después de El Niño suele venir la Niña, que baja las temperaturas globales. Y no se puede descartar que con La Niña vuelva La Pausa. Y nos damos un atracón de risa.

Nota. El otro equipo que mide la temperatura global con satélites, RSS, da un resultado completamente igual. Pero no voy a repetir los mismos dibujitos, porque sería un rollo. De muestra, el que hacen ellos mismos.

rss-tem-global-2015

La diferencia más destacable es que la tendencia lineal (bastante irrelevante, porque el clima no se mueve en una línea) es de 0,123ºC / década, y UAH sale 0,166ºC / década.

Añadido. Tomo este gráfico de Bob Tisdale [–>], para comparar las dos mediciones de satelites. No sólo los equipos son diferentes (incluso “ideológicamente”), sino que usan metodologías independientes. Los datos son la media anual de las mediciones. Queda muy claro.

Figure 3