Cuando te dan datos, lo principal es mirar si te están dando el contexto completo. Si no, es muy fácil mentir. Un ejemplo espectacular es el crecimiento de la “energía verde”. Las renovables, que llaman. Eólica, solar, biomasa, geotérmica, y esos prodigios de moda. Y te pueden plantar un gráfico con lo que han crecido en las últimas décadas. Se salen del mapa … si no te enseñan el mapa completo.

renovables-desde-1965.png

Con ese gráfico puedes soñar que sólo hace falta insistir, y tal vez poner algo mas de leña en el asador, para conseguir que toda la energía sea completamente “verde”. Pero si te enseñan el mapa completo, la película cambia un poco. Y para completarlo hace falta mostrar también la energía no renovable.

renovables-y-no-renovables-desde-1965

Hay una forma visual de hacerse una idea, una “cata” del problema. Pongamos el crecimiento acelerado (una polinómica de segundo grado) que llevan las renovables desde 2.000. Y lo prolongamos hasta mitad de siglo. Comparado con el crecimiento de la energía total, que proyectamos linealmente (sin aceleración). Para ver, en medio siglo, si las renovables pueden conseguir ser el total el total de la energía contando con la aceleración que llevan.

renovables-y-total-proyectadas

Una risa. Con el plan que llevamos desde 2.000 hasta 2.014, y por mucha aceleración que lleven las renovables, la diferencia entre ambas sigue aumentando. Y seguiría aumentando si la proyectamos a mitad de siglo.

Pero podemos mirar esa diferencia directamente. Es más claro. Marcamos Kioto, que es cuando empezamos a “preocuparnos” oficialmente por el Calentamiento Global Acojonante.

renovables-menos-total.png

O podemos mirar lo mismo, pero incluyendo todas las energías libres de carbono (sumando hidroeléctrica y nuclear). Da igual, le energía que sí emite CO2 sigue subiendo, sin que Kioto (la “preocupación”) haga ninguna diferencia.

energia-total-menos-no-fosil

Podemos verlo en porcentaje, y los tres tipos. “Energía verde” (eólica, solar, biomasa, geotérmica); no-fósil (la “verde” más nuclear e hidroeléctrica); y la que usa combustibles fósiles.

renovables-no-fosil-y-fosil-porcentaje

Y lo que dicen los cachondos del acuerdo de París COP21 es que van a cambiar la línea roja por la azul. Pero la roja (fósil) sólo descendió antes de Kioto, por la nuclear e hidroeléctrica.

energia-nuclear-e-hidro-comparada-con-fosil

En resumen. Es muy distinto lo que dicen que quieren hacer y lo que realmente están haciendo. El único descenso apreciable de la energía fósil, en porcentaje, ha ocurrido por un aumento de la energía nuclear y la hidroeléctrica. Y lo que han estado haciendo desde Kioto no es disminuir el porcentaje de la energía fósil, sino cambiar un poco del porcentaje de la nuclear  + hidro, por los molinillos y prodigios.

renovables-nuclear-e-hidro-fosil-porcentaje.png

En eso consiste toda la maravilla del espectacular crecimiento de las “renovables”. Eso que habíamos visto al principio de la entrada, de lo que tan orgullosos estamos.

renovables-desde-1965.png

Menos lobos, Caperucita.

Datos. Todos los datos vienen de BP:

Los proporcionan en una comodísima hoja de cálculo.

Y es lo que viene diciendo Roger Pielke (hijo) desde siempre:

Pero aquí lo tienes con más dibujitos, y más actualizado.