En este mundo de Jetas en Acción una de las frases favoritas es “la ciencia dice”. ¿Y qué dice esa señora que llaman La Ciencia? Cualquier cosa. Lo que sea que le apetece decir a quien la invoca. Un ejemplo de libro puede ser este:

la-ciencia-dice

 

Acojonante. El artículo donde se supone que “la ciencia dice” sólo es la opinión (no la ciencia) de un fulano. JG Cantero.

Donde es cierto que hay la mención a la opinión de “algunos científicos”, pero siguiendo el enlace se llega a la opinión exclusiva … ¡del mismo JG Cantero! Luego ya, en “auténtica farsa”, sale otro; Hansen. Dos científicos.

No cabe duda que el #AcuerdoDeParís ha dejado mucho que desear, y algunos científicos ya lo han tachado de fracaso y de una auténtica farsa. Los movimientos ecologistas tampoco han quedado contentos, y la representación social también esperaba bastante más.

Pero Samuel Martín-Sosa, de profesión Ecologistas en Acción, prefiere terminar la conversación. Normal. No vaya a ser que le preguntemos si JG Cantero se llama La Ciencia entre los amigos, o si “la ciencia” es la opinión (que no la ciencia) de los científicos cuya opinión nos mola. Alguien podría protestar porque rebajen la ciencia a opinión, por mucho que sea opinión de científicos. Por ejemplo, Newton y los suyos, que impusieron Nullius in verba (en la palabra -opinión- de nadie) como sistema.

Hay que hacer comprender a estos asnos que a “la ciencia opina” sólo se le puede contestar con un: Como si baila la conga, hermano, porque la ciencia no es opinión.

la-cienciadice-jgc