Tal vez la noticia más relevante de esta campaña electoral sea que el PP se ha sumado a la jauría que ataca, y muerde, en defensa del pensamiento único. Esto es, en defensa de la “estupidez estructural” de la sociedad española.

Ayer, la jauría -con el PP de miembro destacado- estaba desatada contra la escritora y candidata de Ciudadanos, Marta Rivera de la Cruz.  Al parecer había pecado, defendiendo en un debate una de las propuestas de su partido. La igualdad de penas entre sexos ante el mismo delito y circunstancias. O sea que asesinar un hombre cueste los mismos puntos que asesinar una mujer, y no menos. Igualdad y tal, como dice la Consti.

No se trata de entrar en el fondo del asunto. Como todos, discutible. Parece más civilizado, y definitivamente más machista, que cueste más puntos el asesinato de una mujer. Es algo que sabemos, y contemplamos, desde que éramos bandas de trogloditas. Por la muy ecológica razón de que las mujeres tienen  mayor valor: paren. Y además, son más guapas y más débiles. Hay que tener mas cuidado con la porcelana, porque se rompe con facilidad. Curiosamente, es lo mismo que decía Franco; que eliminó el PSOE [se llamaba “el desprecio de sexo” –>]; y restauró Zapatero. Pero la cuestión no es si Marta Rivera está equivocada, sino su derecho a estarlo. Y a exponerlo y discutirlo. Mejor dicho, nuestro derecho al debate público. A llegar a las conclusiones por el contraste de argumentos, y mediciones, y no por el morder de la jauría.

Pero la jauría, con la novedosa participación entusiasta del PP, no deja discutir. Dicen que porque hay un “machismo estructural” en la sociedad, y porque esta poniendo en cuestión la ley “más avanzada” de mundo. En una clara muestra de “estupidez estructural”. Porque una ley puede ser todo lo “avanzada” que se quiera -en el sentido de como yo soy muy “avanzado”, mi ley también debe serlo-  y sin embargo no avanzar en la solución del problema ni un milímetro.

homicidios-estructura-machista

Lo de la estructura esa tampoco se entiende a primera vista. Oscar nos trae [–>] el argumento. No sé quién es el nota, pero debe ser significativo.

Con transcripción y todo:

Lo que hay que combatir es el terrorismo machista. Es que lo habitual, lo estructural, es que los hombres dominantes maten a la mujer. Eso es lo que está pasando, más de cincuenta este año.

Pues no. Fuera de la estulticia estructural no hay forma de medir tal cosa. Midamos. Lo que el nota llama “terrorismo”, supongo que con dos cojones de macho, y su “estructura”, es mucho más no machista que sí machista.

estructura-machista-y-no-machista

 

Concretamente, y de media, la “estructura” tiene un 12% de machista, y un 88% de no machista. Que en un mundo con estupidez estructural terminal se convierte en una “estructura machista”.

¿Se podría hacer una Ley de Protección Contra la  Estupidez Estructural Terminal? No creo. Sólo los estúpidos estructurales creen que la gente cambia con las leyes. Se podría, tal vez, hacer una educación. Pero la educación que promueven y practican va justo en el sentido contrario. En el sentido de exportar su insoportable estupidez estructural a las siguientes generaciones.

Actualización. Impresionante. Poco después de escribir la entrada me encuentro con la estupidez estructural terminal brillando desde La Vanguardia. Como las mujeres no matan, porque tenemos un”machismo estructural”, si una madre precipita a sus dos hijas por el balcón, y se suicida después, eso se convierte en un suicidio triple. No vayamos a joder la estructura.

las-mujeres-no-matan