Parece que no sale gratis eso de ser la raza / etnia / cultura (ejem) / prodigio más antiguo de la galaxia. O por lo menos de Europa. Hace que no se te entienda. Pero no por hablar en vascuence; es normal que esa lengua no la entienda nadie. ¿Para que? No; lo preocupante es que no se les entiende en román paladino.

Un nuevo fenómeno del nacionalismo vasco, que hasta ahora no teníamos en el radar, ha pronunciado unas palabras misteriosas sobre terrorismo en París. A cuenta, claro, de los últimos atentados; y claro, de ETA. A un periodista de El Periódico [–>]. Estaba en una feria de seguridad, y es el viceconsejero del GV de la materia.

Todo es terrorismo, pero ETA trataba, entre comillas, de respetar el entorno general, pero esta gente no, les da igual todo el que se encuentren delante y consideran su enemigo a todo el que no piense como ellos.

Es importante que haya unidad, que se dé una misma respuesta, que no haya diferentes frentes

El Correo recogió la historia [–>]

josu-zubiaga-y-su-entorno

Y el vice ha debido sentirse en la obligación de explicarse [–>]. O de aclararlo.  El vascuence, supongo. Dice que sus palabras se “han sacado de contexto”. ¿Del contexto de la “lengua propia”?

A lo que se refería en realidad era a que «el terrorismo yihadista y el de ETA son diferentes y las formas de prevención y protección también». «Con ETA se podía establecer cuáles eran los colectivos con más riesgo»

Mientras que «los yihadistas están atacando no solo a los que no piensan como ellos sino a la población en general», por lo que «el riesgo es global». Lo que está claro, en su opinión, es que «el objetivo de ambos es alarmar y aterrorizar a la población».

Supongamos que en vascuence es normal tener que aclarar que cuando se dice que “esta gente” (los yihadistas) “consideran su enemigo a todo el que no piense como ellos”, se debe entender que “están atacando no solo a los que no piensan como ellos sino a la población en general”. De lo que debemos concluir que ETA respetaba el entorno, entre comillas -dice-, porque no les daba igual todo el que se encontraran por delante, sino que se limitaban a los que no pensaban como ellos. Que hace una gran diferencia, como se ve. Los yihadistas consideran su enemigo a todos los que no piensan como ellos, mientras que los etarras consideran su enemigo a todos los que no piensan como ellos. ¡Es la hostia el vascuence!

Venga, un esfuerzo. Que se puede entender el significado de “respetar el entorno” en una lengua más antigua que homo sapiens. Y que hay una diferencia importante, aunque los dos tengan el exacto mismo esquema para clasificar a los enemigos prescindibles. Es fácil. Los que “no piensan como” yihadistas -esto es, los infieles- son muchísimos en Europa. Vaya, casi todos. Mientras que los que “no piensan como” los etarras no son muchos mas de la mitad en Vasquilandia. Y entonces, es inevitable: “Son diferentes y las formas de prevención y protección también. Con ETA se podía establecer cuáles eran los colectivos con más riesgo”. Y con los yihadistas, no.

Queda un margen de duda. ¿En vascuence, el “entorno” significa más o menos la mitad de la población, y eso respetaba ETA? No es lo mismo aterrorizar a la mitad de la población que a toda. ¿O el “entorno” significa los que piensan como el buen Josu Zubiaga, y por eso era una gran tranquilidad que fuera respetado? En el  primer caso se hace cuesta arriba tratar de discernir la línea que separa entorno de no-entorno. En el segundo, no; el entorno es la manera vascuence de decir el ambiente, la cuerda, la peña, o nosotros.

También puede ser que no hayamos pillado el contexto, porque venía en vascuence, y el vice se ha tenido que traducir a una lengua “no propia”. Sugerencia: Sería mejor que sólo se expresen en su “lengua propia”. No nos importa no entenderles. Alternativamente, podrían pagar traductores profesionales. Con todo lo que le dedican a la ingeniería del vascuence sería una minucia. Y tendríamos el contexto adecuado.

Agradecimientos:

respetar-el-entorno

Visto queda, Oscar.