Luis

En España nos hemos habituado desde el siglo XVIII a ser noticia e incluso a hacer temblar al mundo por escabechinarnos entre nosotros.

Desde la guerra de Sucesión (tan aclamada por los separatistas catalanes), hasta las guerras carlistas, las asonadas de los espadones, la guerra civil…

Siempre han sido las causas complejas. Incluso disparatadas.

Pero nos estamos encontrando con un peligro real de guerra civil (ohhh, eso es imposible…) por unos motivos que sencillamente son ridículos.

Si analizamos esos motivos, ¿qué vemos?. ¿Derechos sojuzgados?, ¿pérdidas de libertades?, ¿encarcelamientos?, ¿prohibiciones de usar idiomas o señas culturales?

Estamos hablando de que hay peligro de una guerra civil porque unos señores de un territorio consideran que pagan los mismos impuestos que el resto de los españoles (eso NADIE lo cuestiona), pero a la hora de recibir transferencias estatales, consideran que éstas son insuficientes.

Ya está. Ese es el motivo.

Vamos, lo que pasa en Barcelona, que los de Pedralves reciben menos inversiones que los de Baró del Viver.

Por eso, hay señores que creen que pueden llevar a todo un país a una guerra.

Pues eso, nos tocará ser noticia otra vez dentro de unos meses o pocos años.

Volver a empezar.

Nota (pm): Luis es “otro” Luis; no Bouza-Brey.