Euskonomics II

mil-euros-o-vascuence

La viceconsejería de Política Lingüística ha encargado (pagando con tu dinero) un estudio pionero en el mundo (o sea, completamente extravagante) sobre el peso del vascuence en el PIB de Vasquilandia. Lo comentábamos ayer [–>] y veo que también lo sacó El Mundo.

Tiene guasa, porque uno de los secretos mejor guardados de Vasquilandia era precisamente el precio de la monada del vascuence. Y ahora lo sabemos. El 4,2% del PIB son unos 2.500 millones. algo más. Que entre poco más de dos millones de antropomorfos supone más de mil euros por cabeza (con o sin cerebro) y año. Más de mil euros al año, colega. Y la inmensa mayor parte viene de los impuestos, porque está todo subvencionado.

La segunda parte tiene más guasa todavía. Porque dan por supuesto que una gran participación en PIB es algo estupendo. “Contribución a la economía”, le llaman. Que, según nos explicaba ayer Simón [–>], es como decir que lo que robaba Alí Baba era una gran contribución a la economía de su país, porque suponía un buen pico del PIB. O, en mi ejemplo también de ayer [–>], podrían afirmar que si se ponen a pintar las carreteras de colorines estarían haciendo una “gran contribución a la economía”.

A ver, Baztarrika, animal. Imagina un país donde la gente ya sabe “su” idioma “propio”. Vaya, que lo aprenden en la cuna, y tal. ¿Contribución al PIB? Cero patatero; las mamis y los papis no cobran por ese servicio. Bueno, luego habrá algunas clases en bachillerato sobre lengua y literatura “propias”, y alguien estudiará esa carrera. Imagina un 0,1% del PIB.

¿Dirías que ese idioma no contribuye apenas a la economía del país, porque la gente tiene la desgracia de saberlo por natural? ¿O dirías que es un país con una mayor riqueza que el tuyo, precisamente porque se puede ahorrar esa “contribución a la economía”, y dedicarla a otros menesteres de mayor fuste y necesidad. Por ejemplo, a economía productiva. ¿No será más bien que Vasquilandia desperdcicia el 4,2% del PIB en la chorrada del vascuence?

Repito, más de 2.500 millones al año. Me suena que es una cifra parecida a la que le calculaba Mikel Buesa al “pufo vasco” [–>]. O sea que, encima, la gracia del vascuence la está pagando el resto de España. Así también tengo yo “lengua propia”, no te jode. Si la pagan los tontos …

Y encima sirve para que los tontos tengan más dificultades en trabajar aquí, pero nosotros no allí. (En realidad eso no es bueno para nuestra economía, pero explicárselo a Baztarrika excede el propósito y las posibilidades de esta entrada).

La respuesta habitual es que es lo que quiere la gente, puesto que eso es lo que vota. Pero yo tengo mis dudas; el vascopiteco no es un animal que destaque por su inteligencia. Vale, si se paga con los impuestos del resto de los españoles, el de aquí sale beneficiado. Y por eso quiere vascuence.

¿Seguro? Imaginemos que se hiciera al revés.  Primero se crea la vaca mediante el robo consabido, o “pufo vasco”. 2.500 millones que les pimplamos a los tontitos del sur. Pero en vez de dedicarlos directamente a “contribuir a la economía”, se le pregunta a la peña: ¿Qué prefieres este año? ¿Vascuence, o nos repartimos mil y pico euros cada uno? No creo que haya mucha duda de la respuesta. Y además, el PIB iba a seguir exactamente igual, para estupefacción de Baztarrikas. Sólo que más repartido.

En fin, que ahora ya sabemos lo que cuesta la gracia, y quién la paga mayormente.

Vascuence por saco

Enlaces relacionados: