Un vídeo ejemplar, que comentamos un poco. Una comparecencia en el Senado USA sobre Calentamiento Global Acojonante. Donde el presidente del Sierra Club, Aaron Mair, defiende la alarma climática, y el presidenciable senador republicano Ted Cruz le destroza con datos.

El intercambio que tienen es ejemplar porque refleja la esencia de la discusión entre alarmistas y realistas desde fuera de la especialidad. Entre profanos. Trascribo la mitad, porque es un pasote; el resto no es mas que repetición de lo mismo, que produce sonrojo.

Cruz: En su testimonio escrito declara que la ciencia del cambio climático no se puede debatir. ¿Es la postura del Sierra Club que hay áreas de la ciencia que quedan más allá del debate? ¿Que no se puede considerar lo que muestran los datos y las evidencias?

Mair: Si uno se basa en los datos la preponderancia de la evidencia está ahí.

Cruz: Pero eso es distinto que decir que el Sierra Club ha declarado la cuestión resuelta, y que no debe haber más debate.

Mair: La preponderancia de la evidencia en la ciencia del clima está establecida, pero todo se puede debatir. Podemos debatir cualquier cosa.

Cruz: Como abogado, “preponderancia” de la evidencia significa al menos el 51%; eso es todo.

Pero si quiere acabar el debate, no quiere abordar los datos. Por ejemplo, ¿cómo explica que en los últimos 18 años no haya habido calentamiento en la medición de la temperatura global que toman los satélites?

Mair: Señor, yo me fiaría de la Unión de Científicos Preocupados (Union of Concerned Scientists), y me fiaría de la evidencia y de los funcionarios de la NOAA; los datos están ahí.

El asno no dice ni qué datos, ni qué evidencia. Le han contado que existe algo de eso, y se lo ha creído sin mirar. O eso parece.

Cruz: ¿Es correcto que los datos de los satélites no muestran un calentamiento significativo en los últimos 18 años?

En realidad Cruz se está pasando de prudente. Los datos de los satélites no muestran un calentamiento, ni significativo, ni no significativo en los últimos 18 años. Lo que muestran es un enfriamiento no significativo

cruz-mair-debacle

Mair: No. (No es correcto que los datos de los satélites no muestren calentamiento significativo en los últimos 18 años).

Cruz: ¿En qué es incorrecto?

Mair: (Consulta primero con un ayudante). Basado en nuestros expertos, ha sido refutado hace tiempo, y ya no hay un debate científico.

Cruz: Quiero entenderlo.  Tengo curiosidad, cuando le digo al presidente del Sierra Club que los datos de los satélites no muestran calentamiento en 18 años, aparentemente se está basando en algo … (se oyen voces y consultas en el lado de Mair) … lo bueno de los  datos de los satélites es que se trata de números objetivos …

Mair: Correcto.

Cruz: … y los números dicen que no hay calentamiento en los últimos 18 años.

¿Está usted familiarizado con la expresión “La Pausa”?

Mair: (Más consultas con los ayudantes). Sí. Y esencialmente, nos mantenemos en nuestra postura.

Cruz: O sea, dice que está familiarizado con la expresión “La Pausa”. ¿A qué se refiere esa expresión?

Mair: (Otra tanda de consultas). Esencialmente es una pausa en el calenamiento en los años 40, señor.

Cruz: ¿Durante los 40? (Mair afirma con un gesto). ¿No es el término que los alarmistas del calentamiento global han usado para “explicar” la “inconveniente verdad” de que los datos de los satélites no muestran calentamiento significativo en los últimos 18 años? Los alarmistas le llaman “la pausa” porque sus modelos muestran un calentamiento dramático, mientras que los datos reales tomados por los satélites no muestran ningún calentamiento significativo.

Cruz se está liando un poco.  Los alarmistas inventaron la expresión para justificar la falta de calentamiento significativo de los datos de los termómetros (los satélites marcan enfriamiento). Pero es igual, porque el asno no tiene ni idea de lo que habla.

Mair: Pero senador, el 97% de los científicos concurren en que hay calentamiento, y que es antropogénico …

Cruz: El problema con esa estadística es que está basada en un estudio espurio. Pero la cuestión es simple. Pregunto por la ciencia y la evidencia; los datos. Tenemos satélites,  y miden la temperatura. Esto debería ser relevante. Y su respuesta es que no prestemos atención a nuestros ojos mentirosos, y a lo que muestran los datos, y que a cambio escuchemos a los científicos que reciben fondos masivos y que dicen que no debatamos la ciencia.

Mair: Señor, debatir es uno de los pasatiempos nacionales de América, y mientras debatimos sobre lo que el 97% de los científicos ya han concluido, y escuchamos al 3% que están financiados por la industria del carbono (sic), nuestro planeta se está asando (cooking up) y calentando, y esta es una de las razones de que …

Cruz: ¿Es la postura del Sierra Club que la tierra ahora mismo se está asando?  Le cito para que queda clara la postura.

Mair: Sólo estoy diciendo que estamos de acuerdo con el 97% de los científicos respecto al calentamiento global y los efectos antropogénicos sobre el clima.

Cruz: Pero señor, ¿quiere responder a la pregunta? ¿Es la postura del Sierra Club que la tierra se está asando ahora mismo? ¿Es esa la posición del Sierra Club?

Mair: Las temperaturas están subiendo, señor.

Cruz: Asumo que el Sierra Club se retractaría públicamente si le confrontamos con el hecho que le he descrito: en los últimos 18 años los satélites no muestran ningún calentamiento significativo, y eso es por lo que los alarmistas inventaron el término “la pausa”.

Mair: Concurrimos con el 97% de científicos que dicen lo contrario, señor.

Cruz lo ha querido mantener simple, sin liar mucho al personal. Pero tenía a huevo citar al IPCC [–>], que le llama “el hiato” en lugar de “la pausa”, pero es lo mismo. Así que Mair está no concurriendo con el IPCC, ni de broma.

Cruz: ¿Si los datos se muestran contrarios a su testimonio, se retractará el Sierra Club?

Mair: Señor, nosotros concurrimos con el 97% de consenso respecto al calentamiento global.

Y ya no salen de ese círculo. Cruz hablando de datos, y Mair hablando de 97%.

Y esto es lo que hay en la discusión -digamos pública, profana- del Calentamiento Global Acojonante. Unos datos que de ningún modo soportan la idea (aunque tampoco la contradicen demasiado claramente todavía), y un agarrarse a un vaporoso “consenso”, sin querer saber lo que realmente dice tal “consenso”. Porque los estudios, muy bastardos, de los que sale la figura del 97%, sí dicen que hay un calentamiento, pero no dicen ni que sea mucho, ni que sea acojonante. Otros estudios sobre el supuesto “consenso”, también delicados pero menos payasos, lo calculan entre el 74 y el 66 por ciento [–>], respecto a que el calentamiento sea principalmente antropogénico. Sin que eso implique necesariamente que sea preocupante.

La falta de entendimiento entre Mair y Cruz se puede resumir muy fácilmente. Mair toma por ciencia la opinión de los científicos. Está equivocado respecto a lo que realmente dice su consenso, pero eso es secundario. La cuestión es que un consenso es opinión, y la ciencia no es opinión. Vaya, hasta ahora (por ejemplo cuandoEinstein) no era. Hasta como 1970 nadie se preocupaba por ese prodigio moderno llamado “consenso científico”.

scientific-consensus-ngram

Que no es un consenso científico porque no tiene nada de ciencia, sino, si acaso, consenso de científicos. Fenómeno que todo el mundo puede comprobar que nunca ha producido ningún grado de seguridad. Puta opinión. Por ejemplo, la seguridad de la relatividad de Einstein nunca vino del número de científicos que la “aprobaran”, sino del número de predicciones sorprendentes que acertaba. Si hubiera predicho un calentón cuando los datos mostraban una “pausa”, no le hubiera hecho caso ni el propio Einstein.