La Alternativa Democrática al etnonacionalismo está ahí latente, esperando que alguien la defienda, en las “nacionalidades” y en el conjunto de España.
Pero hay que defenderla en positivo y sin complejos, con firmeza.
Le corresponde a Ciudadanos este papel, en Cataluña y en el conjunto de España.
La Alternativa Democrática consiste en la defensa de los valores y principios enunciados en la Constitución, y en la reforma de ésta en los aspectos que se hayan pervertido o quedado obsoletos.
La Alternativa Democrática tiene que formularse en positivo pero también en posición ofensiva, contra el etnicismo, el golpismo, la sedición, la xenofobia, el privilegio, la insolidaridad y el anacronismo reaccionario.
¡Ya basta de apaciguamiento y cesión frente a la reacción etnicista!
Es preciso defender con firmeza y coherencia la libertad, la igualdad y la solidaridad entre españoles, la apertura cultural frente la xenofobia y el etnicismo, el bilingüismo con complemento trilingüe frente al monolinguismo, la apertura y la creatividad frente a la impermeabilidad y el estancamiento localista; la democracia, el respublicanismo, la unión de lo diverso y el federalismo no asimétrico frente al independentismo sedicioso; el Estado de Derecho frente al despotismo caciquil, la limpieza del sistema político frente a la corrupción, la reforma del sistema electoral frente a la oligarquía cleptocrática, la independencia y eficacia judicial para instaurar un poder jurisdiccional no kafkiano; la interdependencia y la integración frente a la secesión y la quiebra económica; la integración frente a la implosión de la Unión Europea…
Fíjense en la cantidad de objetivos a realizar. Ciudadanos debería comenzar a definirlos y concretarlos desde hoy mismo.
Ante la inoperancia y cobardía de Rajoy y el PP; ante el cretinismo buenista de Sánchez y el PSOE, ante la cesión permanente y el apaciguamiento, España necesita a alguien que la defienda con firmeza y coherencia frente al caos y la traición sediciosa y golpista.
Ciudadanos, os esperamos, ha llegado vuestra hora.