Nota. La carta / estrategia soviética a la que hace referencia la entrada va al final.

Judith Curry tiene un comentario excelente:

Pero es Peter Webster -su marido, también científico del clima- el que lo clava.

Habéis firmado el certificado de muerte de la ciencia

No merece la pena mencionar las implicaciones políticas de la propuesta y actitud (desde siempre) de los alarmistas delincuentes contra la sociedad. Cualquiera lo ve. Pero para los no muy metidos en la coña del clima, repetiría los únicos tres supuestos problemas que destacan los cafres del clima en su carta al presidente Obama.

  1. más extremos climáticos
  2. elevación del nivel del mar
  3. mayor acidificación del mar

De los tres, uno no es sobre clima. Y tiene guasa que no citen el “calentamiento global”. Y el asunto de la “acidificación” (realmente, neutralización) del mar, es una especialidad que está todavía más en la infancia que la del clima, y en la que el 95% de los experimentos tienen una metodología inadecuada [–>] [–>]. Pero es otro tema, y son estos científicos del clima los que para destacar los tres problemas que les parecen más claros ,han elegido uno que no tiene que ver con el clima, y es probablemente el más oscuro que podían encontrar. De los suyos, de los que se supone que conocen …

Más extremos climáticos.

El IPCC (sanedrín alarmista mundial) dice que no hay evidencia de tal cosa.

Son ellos los que se han empeñado en que haya un IPPC. Nadie lo necesita. Pero, ¿para eso lo quieren; para no hacerle caso?

Elevación del nivel del mar.

El nivel del mar se lleva elevando al mismo ritmo desde 1900, sin que nadie haya podido notarlo ni verse afectado en estos 125 años. Joé, yo he nacido en la orillla del mar, no he nacido precisamente ayer, y no puedo notar nada … ¡en la misma palya! Es lo que tienen 2 mm al año; que no hay cristiano que lo note. Así que, mientras no se acelere, nadie en su sano juicio puede esperar que la gente los note en los siguientes 125 años. Ni los siguientes. Etc. Pero la aceleración desde 1900 es cero. En realidad un poquito negativa (desaceleración), pero inapreciablemente. ¿Eso les parece un problema “urgente”?

jevrejeva-1900-2010-y-satelites

Esta es la mejor y más reciente medición de la subida del nivel del mar, con mareógrafos. Incluye la época en la que se mide desde satálites (en rojo), y da un resultado muy similar a los satélites (3,1 mm/año en vez de 3,2 mm/año).

Y con estos mimbres, los “científicos” sociópatas plantean esto:

Carta al Presidente Obama, Fiscal General Lynch, y Director OSTP Holdren

1 septiembre 2015

Querido Presidnete Obama,

Como sabes, una aplastante mayoría de científicos del clima están convencidos de los potencialmenteserios efectos adversos efectos del cambio climatico inducido por los humanos en la salud, agricultura, y biodiversidad. Aplaudimos tus efuerzos para regular las emisiones, y otros pasos que estás tomando. Aun así, como científicos del clima estamos cada vez más preocupados por que la respuesta de América al cambio climático -en realidad, la del mundo entero- es insuficiente. Los riesgos planteados por el cambio climático, incluyendo más extremos climáticos, elevación del nivel del mar, y mayor acidificación del mar -y las estrategias potenciales para combatirlos- están detallados en el Tercer Informe Climático Nacional (2014), Climate Change Impacts in the United States. La estabilidad del clima de la tierra en los últimos 10.000 años ha contribuido al crecimiento de la agricultura y por lo tanto a a una civilización humana floreciente. Estamos ahora ante un riesgo grande de desestabilizar seriamente el clima de la tierra, de de dañar de forma irreparable a la gente alrededor del mundo, especialmente la gente más pobre del mundo.

Apreciamos que esás haciendo un uso imaginativo y agresivo de las limitadas herramientas de que dispones, a la vista de un Congreso recalcitrante. Una herramienta adicional es la investigación mediante la ley RICO (Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act) de corporaciones y otras organizaciones que engañan conscientemente al pueblo americano sobre los riesgos del cambio climático, como medio de frustrar la respuesta americana al cambio climático. Las acciones de estas organizaciones han sido extensamente documentadas en la literatura de investigacion científica (Brulle, 2013) y en libros recientes, incluyendo: Doubt is their Product (Michaels, 2008), Climate Cover-Up (Hoggan & Littlemore, 2009), Merchants of Doubt (Oreskes & Conway, 2010), The Climate War (Pooley, 2010), y en The Climate Deception Dossiers (Union of Concerned Scientists, 2015). Nosotros apoyamos encarecidamente la propuesta del Senador Whitehouse de una investifación RICO.

Los métodos de estas organizaciones son muy similares a los usados antes por la industria del tabaco. Una investigación RICO (1999 to 2006) jugó un papel importante en parar a la industria del tabaco en su engaño al pueblo americano sobre os peligros de fumar. Soi las corporaciones de la industria de combustibles fósiles y sus apoyos son culpables de las fechorías que han sido documentadas en los libros y artículos de revista, es imperativo que estas felonías sean detenidas cuanto antes posible, de forma  que  America y el mundo puedan ponerse con el críticamente importante ejercico de encontrar formas efectivas de reestabilizar el clima, antes de que se haga más daño.

Sincerely,

Jagadish Shukla, George Mason University, Fairfax, VA
Edward Maibach, George Mason University, Fairfax, VA
Paul Dirmeyer, George Mason University, Fairfax, VA
Barry Klinger, George Mason University, Fairfax, VA
Paul Schopf, George Mason University, Fairfax, VA
David Straus, George Mason University, Fairfax, VA
Edward Sarachik, University of Washington, Seattle, WA
Michael Wallace, University of Washington, Seattle, WA
Alan Robock, Rutgers University, New Brunswick, NJ
Eugenia Kalnay, University of Maryland, College Park, MD
William Lau, University of Maryland, College Park, MD
Kevin Trenberth, National Center for Atmospheric Research, Boulder, CO
T.N. Krishnamurti, Florida State University, Tallahassee, FL
Vasu Misra, Florida State University, Tallahassee, FL
Ben Kirtman, University of Miami, Miami, FL
Robert Dickinson, University of Texas, Austin, TX
Michela Biasutti, Earth Institute, Columbia University, New York, NY
Mark Cane, Columbia University, New York, NY
Lisa Goddard, Earth Institute, Columbia University, New York, NY
Alan Betts, Atmospheric Research, Pittsford, VT