La “ciencia del calentamiento global” se está desmadrando tanto que necesitamos crear una nueva sección: Ciencia payasa. Dedicada a estudios cuyos autores o revistas de publicación tengan mucho prestigio en la especialidad, y que planteen una barbaridad tan evidente que hasta un lego la puede entender sin problema.

Esta es gorda, porque la publica la AMS en el Bulletin of the American Meteorological Society. Y la vemos destacada por Judith Curry.

Comentario de JC:  Ni siquiera sé por dónde empezar. Estoy asombrada de que esto lo publique el Bulletin of the American Meteorological Society.  La AMS es una de las sociedades profesionales de las que todavía soy algo “chovinista”. Sus revistas y prácticas editoriales han sido excelentes, y no puedo recordar el último estudio en la AMS del que haya pensado -¿en qué diablos estaban pensando los editores?-.  (nota: esto me pasa aproximadamente todos los meses con  Nature Climate Change).

bams-lew-paper

La primera sorpresa es que una sociedad meteorológica publique un artículo de un psicólogo y una historiadora de la ciencia, notorios activistas políticos, apoyados por otro que sí se dedica al clima.

Y pretenden demostrar que La pausa en el calentamiento global es un “meme” (un cuento) en el que han caído muchos científicos. Y les ha llevado a analizar y a explicar algo que no existe, y que por tanto no hace falta explicar ni analizar. Al parecer la AMS considera seriamente que las mediciones del clima, y las atribuciones de causas en el sistema climático, ahora necesitan psicólogos e historiadores para evitar que los científicos se equivoquen.

Pero los autores se dan cuenta de que La Pausa es un asunto relativamente marginal — aunque sea muy mediático. Como los récord de temperatura de tal o cual año. Lo que importa es la tendencia de largo plazo. Y se meten en el jardín de explicar que La Pausa, una fluctuación irrelevante, es lo que lleva a bajar los cálculos recientes de la “sensibilidad climática” (al final, lo que afecta el CO2 a la temperatura global). Y que todo eso es un error.

Desde la ignorancia, el asunto parece tener lógica. Si al final de una serie de temperatura los datos dejan (provisionalmente) de subir, está bajando la línea de tendencia. El problema es que citan cuatro estudios recientes de sensibilidad climática que dan un resultado francamente más bajo que el IPCC, y concluyen que el resultado depende de esa falsa Pausa. Pero los cuatro estudios se han hecho de forma que no pueden ser afectados por un efecto como ese. Y está explicado en esos estudios. Que los autores, si han leído, no han entendido.

El asunto no es demasiado difícil. Si el C2 produce X calentamiento, ese calor llega al sistema climático. Puede haber una pausa de calentamiento en la temperatura del aire … sólo si el calor se está yendo a otra parte del sistema distinta del aire. Y esa otra parte sólo puede ser el mar. Pero los estudios de sensibillidad ¡¡¡tienen en cuenta el calor que se va al mar!!! Y no les afecta una pausa de calentamiento en el aire … siempre que ese calor exista, y esté realmente yendo al mar.

En resumen. La AMS ha publicado en su Bulletin of the American Meteorological Society un estudio sobre el balance energético del sistema climático, de unos autores que saben mucho de psicología e historia, pero no han entendido cómo funciona ese balance.

Bishop Hill lo explica en más profundidad y detalle:

Interviene en los comentarios Nic Lewis, autor o co-autor en los cuatro estudios que estos fenómenos no han entendido. Alguno de los estudios citados ni siquiera usa la época de La Pausa para obtener sus resultados, pero Lewandowsky y compañía aseguran que esos resultados dependen de La Pausa. Pero es que además, el asunto está claramente manifestado en los trabajos que dicen haber estudiado. Por ejemplo, Lewis and Curry 2014:

Se ha afirmado (Rogelj et al, 2014) que llos resultados de los estudios recientes que señalan una sensibilidad climática más baja que el rango del IPCC (2–4.5 K) están fuertemente influenciados por (La Pausa), aunque eso es factualmente incorrecto para los cuatro estudios citados (Schmittner et al 2011, Aldrin et al 2012, Lewis 2013 and Otto et al 2013). Lo resultados que usan períodos que acaban en 2000-2003 en vez de en 2011 no soportan esa afirmación.

O Lewandowsky, Oreskes y compañía están mintiendo, o no han leído los trabajos que dicen haber examinado. Pero se lo publica la AMS.

Ciencia payasa. En el mejor de los casos. En el peor, se trata de una mentira que intenta distraer la atención de este gran problema que tienen los alarmistas. Los cálculos de la sensibilidad climática (el supuesto problema) son más bajos y más alejados del IPCC cuanto más recientes. Pero no es por La Pausa del calentamiento en el aire, porque miden el calentamiento en el aire y en el mar.

https://plazamoyua.files.wordpress.com/2015/04/ecs-tiempo-lewis.png?w=510&h=307

Fuentes, Curry y Bishop Hill: