La respuesta rápida es que ni fu ni fa. Por eso este año no parece un tema de moda. Por una parte hay como un parón en el descenso de hielo, desde 2007. Y eso no les gusta nada a los alarmistas, que llevan precisamente desde 2007 anunciando una “espiral de muerte” del hielo del Ártico. Por ejemplo, al buscar en Google -en noticias recientes- sobre la espiral de muerte famosa, en 2015 no aparece ninguna.

arctic-ice-death-spiral

Por otra parte tampoco hay ningún indicio demasiado claro de recuperación, que es lo que nos motivaría cantidad a los escépticos de la alarma del clima.

Ya tenemos datos que incluyen el 29 de agosto, con lo que podemos comparar muy razonablemente los meses de agosto desde que se mide por satélites.

hielo-artico-agosto-hasta-2015

En la comparación se suele medir el mínimo del año, que ocurre a mediados de septiembre. Ya lo pondremos en su momento, pero de agosto a septiembre las posiciones relativas no suelen cambiar gran cosa.