Viene del blog de Santiago González (y de Viejecita):

La Constitución Española (actual), siempre tan graciosa, establece en su disposición adicional 1ª:

La Constitución ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales. La actualización general de dicho régimen foral se llevará a cabo, en su caso, en el marco de la Constitución y de los Estatutos de Autonomía.

Y al parecer, Viejecita, Cascarrabias, y el periodista Santiago González se han dado cuenta de que no tienen ni idea de qué pueda ser un “derecho histórico” de un “territorio”. Da igual si foral, o maketo. Un trauma considerable, porque los tres viajan bastante entre territorios forales y territorios de mierda. Y -como es normal- les gustaría saber qué derechos pueden reclamar cuando están en zona pija. Si acaso alguno, porque el chiste habla de amparar y respetar ciertos vaporosos (por inespecificados) derechos de unos territorios. Y no de otros. Pero a nuestros aguerridos héroes todavía no se les ha puesto cara de paisaje, y no se sienten inclinados a considerarse “territorios”. ¿Serán ellos sujetos de los desconocidos derechos, no siendo territorios –aunque estén “en” los territorios? Doble lío, y doble salto mortal. ¿Es “territorio” una metonimia para el ganado que circula por él? ¿O será que apunta más bien a los pastores del ganado? ¿O es un derecho -repito, ignoto- de las cosas; como las piedras, los montes, o alguna lengua ágrafa y marginal?

Supongo que es fácil hacerse cargo de su profundo estupor. Y eso es antes de entrar en lo de “derechos históricos“. Que debe ser como la memoria esa famosa que llaman histórica, pero en ordenanza. No puede referirse a toda la historia, sino a alguna parte preferida — pero no expresa. Porque si hablamos de 1812 (¿también es historia, no?), ni fueros, ni leches. Abolida la Pepa, en 1837 la ley 6/1837, de 19 de septiembre, establece la desaparición de las tres Diputaciones forales de Vizcaya, Álava y Guipúzcoa. ¡Toma historia!

Constitución de 1837:

Unos mismos códigos regirán en toda la Monarquía y en ellos no se establecerá más que un solo fuero para todos los españoles en los juicios comunes, civiles y criminales

Por no hablar de la Segunda República. No figura en su constitución, ni fueros, ni territorios forales, ni ningún “derecho histórico“. La única vez que aparece histórico  es cuando establece proteger lugares de reconocido valor artístico o histórico.

Nota marginal, muy propia de “Marca España”. Para consultar el texto de la Constitución de la II República Española he tenido que recurrir a la Universidad de Berkeley. En el Congreso de España tienen una copia digital que llaman de “alta calidad” … ¡donde no se puede buscar por palabras! Es una puta foto.

Total, que si la palabra históricos tuviera relación con la historia, los derechos del ganado en algunos territorios han sido los mismos que los de los españoles en general, o distintos, según le daba el aire a la historia. Tan histórico es “Unos mismos códigos regirán en toda la Monarquía” como “Distintos códigos regirán en la Monarquía”. Lo segundo es más carpetovetónico, pero no más “histórico”. ¿Por que no le llaman “derechos carpetovetónicos”? Pero tampoco hacíamos nada. Los “derechos carpetovetónicos” también han ido cambiando al albur del tiempo. Siempre anticuados y disfuncionales, pero no siempre los mismos.

En el título de la entrada se anuncia que puedes preguntarle a la casta, mediante el derecho de petición (garantizado en el art 29. 1 CE), que te explique qué cojones quiere decir toda esta vaina de los  ” derechos históricos de los territorios forales”. O alternativamente, si como se puede presumir no son capaces de explicarlo, porque tampoco ellos lo entienden, que tomen los pasos oportunos para corregirlo. No tienes más que copiar el texto que sale en ca’n SG, y mandarlo por correo. También figuran las instrucciones:

La otra sería que venga Marod y te lo explique. Ya verás la que liamos. O si no, consolarse pensando que Arturito no tiene derechos carpetovetónicos. Como cualquier otro piojoso maketo de Maketolandia.