Luis Bouza-Brey

Hubo un tiempo en que el etnonacionalismo catalán presumía de ayudar a la gobernabilidad de España. Hoy de lo que presume es de incumplir la Constitución, las leyes y las sentencias del “Estado”, y de estar a punto de conseguir la independencia mediante un “procés democrátic” que se activa mediante una violación de las leyes y pretende transformar las elecciones en un falseamiento sedicioso y golpista de la voluntad popular que permita una “DUI”, Declaración Unilateral de Independencia.
Todo ello constituye, de momento, conspiración e inducción a la sedición, un delito penado en el Código Penal.
Ante este giro radical del nacionalismo catalán, protagonizado por Mas y Junqueras, CDC y ERC, no se puede continuar haciendo el avestruz, escondiendo la cabeza bajo tierra o mirando para otro lado, como se ha hecho hasta ahora. Tampoco se puede proponer una “tercera vía” confederal tipo UDC, o de “federalismo asimétrico” que blinde anticonstitucionalmente el monolingüismo, el adoctrinamiento escolar etnicista de los niños, o el privilegio económico de los territorios, instaurando la desigualdad constitucional.
Todos estos pasteleos han destrozado el país y nos conducen al derrumbe de la libertad, a la desintegración balcanizadora de España y al fracaso de un Estado fallido en el sur del Mediterràneo, que propiciarán la acción del fundamentalismo islámico y el yihadismo en la región.
Esta política suicida de golpismo constitucional, avestrucismo e instauración de principios etnicistas contrarios a la libertad y la democracia nos está conduciendo al suicidio colectivo. Por eso, acontecimientos como el nombramiento de García Albiol en el PP, pueden tener un significado positivo para iniciar la salida del guetto en donde se ha metido el PP.
Ahora es preciso un giro similar en el PSOE, o en el espacio socialista, aunque resulta poco probable, dada la indigencia intelectual y oportunismo de Sánchez e Iceta, cuyos pactos frentepopulistas y cordones sanitarios contra el PP, nos estàn conduciendo a una nueva reedición del desastre Zapatético. Sólo faltaría que cuatro años después los españoles volvieran a decidir sumergirse en el caos zapatético en las elecciones de Septiembre y Diciembre, dándole la puntilla a toda esperanza de futuro.
¿Podrán CIUDADANOS, el giro en el PP, y el inicio de una crisis SOCIALISTA que hunda al PSC, cambie el liderazgo en el PSOE y transforme a ambos en un nuevo y firme apoyo de la libertad, evitar el caos suicida que se está propiciando?
La evolución de la situación política nos lo indicará, pero es esencial que Cataluña salga del delirio, el PSOE de la indigencia, y la Federación Catalana del PSOE del sepulcro. García Albiol puede ser un paso en la buena dirección.
“ABC” parece verlo claro:

EL PP CATALÁN APUESTA POR LA FIRMEZA

Editorial de ‘ABC’ – 2015-07-29

http://sevilla.abc.es/historico-opinion/index.asp?ff=20150729&idn=1621626367103

Ved también algunos artículos con una orientación similar de estos días:

CABEZA ENTERRADA, CABEZA PODRIDA

HERMANN TERTSCH, ‘ABC’ – 2015-07-28

http://www.abc.es/historico-opinion/index.asp?ff=20150728&idn=1621617948671

VUELVE LA MENTIRA FEDERAL

EDURNE URIARTE, ‘ABC’ – 2015-07-28

http://www.abc.es/historico-opinion/index.asp?ff=20150728&idn=1621617947864

EL TABÚ DEL 155

IGNACIO CAMACHO, ‘ABC’ – 2015-07-28

http://www.abc.es/historico-opinion/index.asp?ff=20150728&idn=1621617945144