Flipando estoy.

Que sí, que son unos cafres de narices. Y todo lo que quieras. Pero no hablamos de lo que son, sino de lo que hacen. Y aunque mayormente hacen cosas de cafres, habrá que examinar una a una, para saber si esta en concreto está bien o está mal. El argumento por el que la web “Versión Original” es una barbaridad, nunca puede basarse en que la idea es de unos cafres. Ese argumento es la radiografía de una falacia lógica. Con nombre y todo, pero no nos vamos a poner pedantes.

Vale, ¿y cuál es el argumento? Para Federico Jiménez Losantos que se trata de una “checa mediática”. ¡Olé sus cojones! Y sus “argumentos”. Para Vozpópuli se trata de crear una “lista negra de periodistas”.

vozpopuli-lista-negra-carmena

Hasta los políticos se han sumado al carro. Como Carmona, nada sospechoso de ser contrario a las (otras) cosas de Potemos.

carmona-contra-version-original

¿Y por qué diablos no se va a poder contradecir la opinión de los periodistas? ¿Ahora son Dios, o qué? Ellos lo hacen todo el rato. ¿Sólo un periodista puede contradecir a un periodista? ¿Desde cuándo?

Y lo de la lista negra no tiene poca guasa. Querrá decir muro de las vergüenzas, que es otra cosa. Y además, sólo será muro de las vergüenzas si en esa web lo hacen bien, y adquiere prestigio. Cosa improbable pero siempre posible. Sería muy de desear. Y también hay el pequeño detalle de que la vergüenza depende enteramente de que tengas algo de lo que avergonzarte.

Venga, pensemos. Si lo hacen como suelen, como una herramienta de propaganda del partido que manda en el ayuntamiento (como las teles autonómicas, sin ir más lejos), esa web será una irrelevante gota de lodo en medio del albañal. No se entiende tanto aspaviento. Sí se entendería el pollo que han montado si consideramos la posibilidad de que lo hagan bien. Esto es, documentando “alegrías” impresentables de los periodistas. ¡Joé, como si no hubiera a manta! ¿Hablamos del “cambio climático”?

¿Y cuál sería el problema de documentar barbaridades de periodistas? ¿Que les saquen los colores y se tengan que cortar un poco? ¿Eso es malo, o es maravilloso? Yo diría que es magnífico. Incluso para la prensa. Ya tiene el prestigio a nivel de subsuelo, y ninguna pinta de capacidad de mejorarlo por si misma. Una ayuda externa debería ser bienvenida. Si prolifera, imagina:

Periódico: El gobierno está contemplando un corralito bancario.

Alternativa clásica: Ir mirando periódicos, y ver que la mitad dicen que el gobierno está contemplando un corralito, y la otra mitad que eso es falso en grado absoluto. Y tú de piedra.

Alternativa Carmena: Visitas la web de “versión original” del Gobierno, y accedes directamente al vídeo de donde ha salido la muy imaginaria especie de que el gobierno contempla un corralito.

¿Cuál es exactamente el problema? ¿Que nos íbamos a enterar de que los periodistas escriben a menudo en una relación con la realidad y con los hechos francamente mejorable? ¡Pero si ya lo sabíamos! La idea es acudir a la fuente con mayor agilidad. Y si eso les pone colorados, que se vayan acostumbrando. Hoy hay internet, y eso quiere decir mucho mejor acceso a las fuentes. Para todos. Y cada día más.

Otro argumento es esta tontería de Aguirre:

aguirre-version-original

Con aplausos:

tambien-tertsch-con-la-checa

Pues no. Si ponen documentos, no será “una versión de la verdad”, sino documentación relevante (o no) a la verdad. Y si no ponen documentos, será blablabla y opinion. Como otras tantas. ¿No tienen gabinetes de prensa los ayuntamientos? Y la Meona de Barcelona, qué es? Pues la encargada del blablabla y opinión del Ayuntamiento de Barcelona. Opinión, por otra parte, nada sutil.

meona-de-barcelona

Y nadie ha protestado porque Barcelona tenga una opinadora, aunque sea algo guarrilla.

Que no, que yo no veo los argumentos. Me cabe la esperanza de que algún amable lector me ilustre mejor. Comprendo la soledad de mi postura, ante la avalancha en contra de la casta y prensa. Pero he descubierto que ni estoy sólo del todo, ni en absoluto mal acompañado.

Tsevan Rabtan

En fin, el respetable tiene la palabra.

Añadido importante. La denostada web de Carmena parece calcada de esta de la Comisión Europea:

vo-de-carmena-en-europa

De lo que he visto de ambas, parece exactamente la misa idea. Y llevada a cabo de forma muy similar. ¿Qué dirán los de “la checa digital”, y los de “la democracia no es esto”?

Añado más. Hay una diferencia. En la de la C.E. se puede comentar, registrándose. Y eso es mucho mejor. Mucho. Pero una cosa es exigir que se pueda comentar, y otra tirar de coces y checas.

Añadido 2: Juan Ramón Rallo, siempre inteligente y sensato, da los arumentos que pedía. No me convencen. Algo de charla en los comentarios:

La serie completa sobre la gresca de la Web de Carmena: