Nos cuenta la dra. Crockford que la situación del hielo ártico a principios de julio es muy buena para los osos polares.

Y es cuando se va acabando la temporada de caza de los osos polares. Porque las focas abandonan el hielo a partir de ahora. La crías ya son capaces de nadar y cazar por su cuenta, y ha pasado la muda de pelo. Durante la primavera los osos polares comen la mayor parte del total de lo que comen en el año, y el resto en noviembre y diciembre.

Como añadido al artículo de Crockford pongo la media de la extensión del hielo de primavera (abril, mayo, junio) en el Ártico, desde que se mide con satélites.

hielo-artico-primavera-hasta-2015

Los datos: