Es un poco broma, y un poco copia. Basarse en un modelo matemático a partir de unos datos, y confundir las predicciones con la realidad. O sea, lo mismo que hace el cuento del clima.

Quiero decir que no estoy haciendo realmente la predicción, pero que la haría si fuera como los alarmistas del clima. Lo que sí sirve es para señalar cómo va disminuyendo el cálculo del problema (imaginario) del CO2 según van saliendo nuevos estudios.

Los datos (de aquí –>) son los resultados de los estudios publicados en los últimos 15 años sobre la llamada “sensibilidad climática”. Que quiere decir lo que se calentará el clima por doblar la cantidad de CO2 en el aire. Y el modelo matemático es una simple regresión lineal.

El resultado es muy guapo:

.sensibilidad-climatica-en-el-tiempo

La predicción, prolongando la línea roja, dice que en 2030 los cálculos publicados de “sensibilidad climática” daráan cero. Y en realidad, con que den dos grados, como ya están dando ahora, el cuento pierde todo el fuste. Porque ese calentamiento no es un problema ni para la imaginación más calenturienta.

La línea azul es la “sensibilidad transitoria”. Lo que ocurriría en unos setenta años al ritmo actual.

Fuente y gráfico, Niche Modeling:

Que he visto en lo de Jo Nova:

Un pequeño añadido, que viene al caso. Según cuenta Roy Spencer, y vistas las predicciones que hay para El Niño, seguramente el año 2015 será, ¡tachán!, ¡¡¡récord de temperatura global!!! Al menos en las mediciones con termómetros de superficie. Con las mediciones de los satélites será más difícil.

Como dice Spencer, puedes tener un calentamiento ligero (y beneficioso) que establezca un nuevo récord cada pocos años, sin que eso tenga nada que ver con las predicciones catastrofistas. Al final hay el petróleo que hay. Y acabaremos usando otras cosas tarde o temprano. Si ese petróleo que hay produce un calentamiento pequeño (bueno), y mucho CO2 (muy bueno), no tienes un problema, sino una bendición.