En el circo de los payasos ya no nos sorprendemos de nada. Pero a veces hay que pararse a pensar lo que se lee para disfrutar de las majaderías en todo su esplendor. Habrá que sacarle partido a los payasos para hacer unas risas, ¿no?

payasos-multilinguisticos

La foto y los textos son de EFE. Clic en la imagen.

Pues resulta que hay algo o alguien que se llama multilingüismo cuyos intereses quieren defender.

– ¿Por ejemplo, menda, que está siempre molestando a los lectores de la plaza con cosas en inglés?

Nein. Creo que los payasos de refieren a otro multilingüismo. A fenómenos como el quéchua, el aymara o el náhuatl, pero en versión europea. Y lo de “multi” está un poco traído por los pelos. No piden que en las áreas donde gobiernan se hablen muchos idiomas. Al contrario, hacen esfuerzos imposibles para que se hable sólo uno. El vascuence de turno. Es hacia afuera, a los demás, a los que les quieren dar por saco con lo “multi”.

El Gobierno vasco, la Generalitat de Cataluña y la Xunta de Galicia han acordado, en el transcurso de una reunión celebrada en Bilbao, coordinar sus esfuerzos para defender los intereses del multilingüísmo en el Estado español y en Europa.

Según han explicado, su objetivo es promocionar el uso del euskera, el catalán y el gallego y “visibilizar”, de esta manera, el valor del plurilingüismo en el Estado. [–>]

No se entiende nada. ¿Los “intereses del multilinguismo” son invisibles, y lo quieren corregir? ¿O es que la gente en el resto de España no aprecia un valor imaginario, y hay que cambiar la apreciación de la peña? ¿De la peña de España? Pero si se quieren separar de España, ¿para qué cojones quieren que los españoles cambien?

Pero la gran pregunta para los entretenidos artistas del circo sería qué pasa con los “intereses del monolingüismo”, y el “valor del monolinguismo”. Valor que se puede medir perfectamente: hace que se entiendan entre sí, hablen o no hablen sus vernáculos marginales. ¿Que dirían si alguien se asocia para defender esos intereses contrarios, y ese valor — bastante más evidente?

No hace falta saber lo que dirían, porque sabemos lo que dicen. Bastarrika mismo:

Un bilingüismo real y equilibrado requiere una sociedad integrada por ciudadanos bilingües, aunque sean bilingües pasivos; no nos podemos plantear que el conjunto de la sociedad domine el euskera, pero quien lo entiende ya está permitiendo que, el que así lo desea, pueda vivir en euskera. Esta pedagogía social hay que hacerla constantemente desde las instituciones, sobre todo con respecto a la comunidad monolingüe [–>]

O sea, que los “intereses del monolinguismo” no cuentan. Y que su valor (perfectamente medible) hay que “devisualizarlo”.

Será según ellos; pero no necesariamente según los demás. Si no hubiera habido una tendencia al monolingüismo en España -y ha sido más moderada que en otros países europeos- estos idiotas no estarían defendiendo el multilingüismo. Hablaría cada uno su vascuence, y no se entenderían. Nadie habla muchas lenguas para hacer la misma función que se puede hacer con una. Y de ahí viene el batúa … ¡o el castellano!

Bastarrika tiene un libro que se llama Babel o barbarie. De donde se deduce que le llama barbarie al imperio Persa, a Grecia, Roma, Italia, Francia, Alemania, Reino Unido, España, etc. Y el colmo de la no-barbarie debe ser ¡Nueva Guinea Papúa! Esperemos que no se entere de la fuerte sospecha entre los antropólogos sobre la no erradicación completa de la antopofagia allí. Lo mismo decide importarla también. Puede llegar pensar, no sólo que es muy civilizado, sino que como ya tenemos cierto ambiente de proclividad a la violencia, un pasito más sería fácil. Y luego hacemos museos de la paz … y la gastronomía.

Vascuence por saco