Luis Bouza-Brey
Se han quedado estancados demasiados años, engarzados en bucles camorristas recíprocos como procedimiento para alcanzar el poder, o ayudándose de los nacionalismos etnicistas a cambio de cesiones permanentes e ilimitadas.
Al fin, el tiempo se acabó:
…Para los dirigentes del PP, incapaces de liderar el país en todo lo que no sea favorecer a sus congéneres de la estirpe de los señoritos, y hacer oídos sordos a las necesidades de la mayoría del pueblo…
…Y para los dirigentes del PSOE, carentes del mínimo sentido del Estado y del interés general, desprovistos de principios democráticos de igualdad y respeto al adversario, al haberlos sustituido por la falsa conciencia ideológica de ser los buenos de la Historia, fundante de un sectarismo cerril que los incapacita para la decencia y el servicio al país.

Y como el tiempo se les agotó, a ambos y a nosotros, han destrozado el equilibrio de España, degradado el sistema político y hundido el económico, fomentando con ello el acceso al poder de populistas radicales y anacrónicos, dispuestos a derruir los cimientos de la libertad y a hundir definitivamente el país con experimentos inmaduros, obsoletos e irracionales.
Vamos a pasar una mala época, gracias a la corrupción mental y material de PP y PSOE y a la incapacidad e inepcia de sus próximos sucesores.

ISABEL SAN SEBASTIÁN hace tiempo que viene dibujando con lucidez los rasgos esenciales del proceso de degeneración que estamos viviendo.

Vedlo en:

Lento suicidio de España” y en

No podemos ser cobardes

E IGNACIO CAMACHO describe hoy, con acierto, la crisis de convivencia que estamos sufriendo:

Los pernos flojos