Hay una forma muy rápida de distinguir entre gente seria, y cantamañanas o charlatanes. Donde dice cantamañanas y charlatanes, se puede incluir políticos, activistas, ecolojetas. Ese tipo de gente; ya se entiende. Y la forma es que la gente seria usa los argumentos en ambos sentidos. El mismo argumento vale tanto a favor como en contra. Mientras que para los cantamañanas los argumentos valen, invariablemente, en la medida en que son a favor. En cuanto desmienten el prejuicio, ya dejan de contar.

¿Un ejemplo esplendoroso? Los negacionistas de La Pausa. Lo siento, a mi no me gusta ni le veo sentido al término negacionista, que oscila entre una canallada y una imbecilidad. Pero como es lo que usan ellos todo el rato, supongo que así me entenderán mejor.

Los negacionistas de La Pausa empezaron negándola, alegando que el clima tiene variabilidad de muy corto plazo que puede ocultar el efecto del CO2. Una variabilidad impredecible, de una duración de no más de 10, o como mucho 15 años. Es lo que dicen sus modelos. Pero La Pausa pasó de 15 años. E inventaron otro argumento. Sí, vale, hay una pausa, y no la podemos explicar. Pero es una falsa impresión; sólo ocurre en el aire de superficie. Lo que pasa es que el calor se está yendo -temporalmente- a otros lados. Por ejemplo al mar. Y se nota en que el hielo marino sigue disminuyendo. Es una pausa, sí, pero es irrelevante.

Pero La Pausa les molestaba muchísimo. Es muy difícil vender la extrema urgencia de medidas suicidas … por culpa de un calentamiento que -imprevistamente- se ha detenido. Como que la gente se lo piensa y eso. Peligro. Y entonces se han puesto a torturar los datos, para que confiesen una No Pausa. La Pausa era un error (de contabilidad o algo).

¿Son cantamañanas? Veamos. ¿Cómo queda aquello de que hielo marino “demostraba” que La Pausa era irrelevante? ¡Queda en que ese argumento ya no vale! Mira la evolución del hielo marino hasta mayo de 2015 (incluido).

la-pausa-en-el-hielo-marino

Una pausa en el descenso del hielo de padre y señor mío. Pero para el charlatán, los argumentos valen según hacia dónde apunten.

Acaba de salir en Nature un artículo precioso que trata de explicar y disculpar esta característica cantamañanas de la ciencia del calentamiento global. Nos lo cuenta -de una forma más suave- la siempre atenta Judith Curry.

Un “problema de comunicación” le llaman a la charlatanería.

Cuando presentaron en rueda de prensa el último informe del IPCC, los científicos a cargo querían destacar el aumento de certidumbre en la culpa del hombre pecador. Aquello de que habían pasado de un 90% de seguridad, a un ¡95%! Un prodigio, por cierto, que casi nadie sabe de dónde sale. Y los pocos que lo saben son conscientes de que se trata de un argumento perfectamente circular. ¡Los modelos! Siendo acertados los modelos, sólo hay un 5% de posibilidades de que el hombre pecador no tenga la culpa de la mayor parte del calentamiento observado. ¡Pero es que los modelos -expresión matemática de la hipótesis- es exactamente lo que se discute! Y ese 95% quiere decir que tengo razón … ¡porque tengo razón!

Me he desviado. Decíamos que estaban presentando el informe y querían hacer hincapié en el aumento de seguridad. Pero también querían remarcar la gravedad del drama, poniendo ejemplos que la gente entendiera con facilidad.

Manos a la obra:

– The decade from 2001 onwards was the warmest that had ever been seen.

Problemas. Gordos. Algunos periodistas, especialmente el muy meritorio y muy vilipendiado David Rose (@DavidRoseUK), empezaron a preguntar por La Pausa. Si le das importancia a que desde 2001 sean los años más calientes que se han visto, ¿qué nos decís de que desde 2001 no haya subido la temperatura?

Y los charlatanes contestaron que eso era irrelevante, que era un plazo demasiado corto en la ciencia del clima.

– ¡Pero si es exactamente el mismo plazo el de La Pausa que el de Los Años Más Calientes!

Argumentos que sólo funcionan en el sentido de mi apetencia. Lógica cantamañanas. Pero Nature le llama, literalmente, “tensión entre certidumbre y significación”. Que se traduce de la jerga como la tensión entre decir la verdad y convencer. Si te digo la verdad, no te convenzo. Más o menos, la definición de charlatán. O de la “ciencia” del calentamiento global. Yo le llamaría arte. Algunos charlatanes son grandes “artistas”.

Que sí, joé, que eso es exactamente lo que dicen — por muy imposible que te parezca:

tension-entre-decir-la-verdad-y-convencer

Este es el cuento de hoy. Pero añadiremos un extra gratis. Como se han empeñado en negar La Pausa (¡negacionistas!), nosotros nos empeñaremos en mostrar La Pausa con mayor frecuencia que antes. No es que sea muy importante. Lo que importa es que en 30 años (clima) el calentamiento ha resultado como la mitad de lo que decían. Pero por joder.

Actualizada con los datos de mayo 2015.

la-pausa-en-mayo-2015

Y la serie entera de los datos desde satélites, para mayor perspectiva:

la-pausa-en-el-calentamiento-global-uah-mayo-2015

Añadido. Veo que WUWT tiene detalles jugosos sobre el artículo de Nature y la conferencia de prensa del  IPCC.