Supongo que se trata de la misma estrategia que se suele describir con la metáfora de llevar a una rana viva al hervor.

rana-hirviendo

Supone la metáfora que si metes la rana en agua hirviendo, pegará un salto y se escapará. Pero que si la metes en agua fría, y la vas calentando con la suficiente parsimonia, la rana no se dará cuenta del cambio … hasta que la palma. Lo que no explica el cuento, porque no hace falta, es que hay que partir de que la rana sea subnormal. Y la gran discusión científica versa sobre esa alegada subnormalidad de las ranas. ¿Lo son?

El primero en intentar averiguarlo fue el fisiólogo alemán Friedrich Goltz, en 1869. Descubrió que si no descerebras previamente a la rana, esta salta de la piscina cuando el agua llega a unos 25ºC. Pero que si le estropeas suficientemente el cerebro, no hay ningún reflejo que le salve del hervor [–>].

rana-hirviendo-2

Como los nacionalismos españoles son poco posteriores a Goltz, y nada aficionados a la actualización científica, se quedaron con esta idea. Descerebrar, calentar, hervir; y funciona. Y se pusieron manos a la obra.

Las ranas que piensan, y tienen los ojos abiertos, lo saben de sobra. Pero como la mayor parte no piensan, porque han sido previamente descerebradas, hay que repetirles los hechos con mucha mayor frecuencia de lo que lo hacemos. Y esta semana tenemos la suerte de dos articulistas / blogueros que se han puesto a la labor. Conviene difundir.

Clemente Polo tira de lógica.

Los políticos nacionalistas, especialmente los que se consideran a sí mismos ‘progresistas’ –y entrecomillo la palabra porque no lo son–, argumentan que el sistema de inmersión lingüística en catalán favorece, además, la cohesión social. Lo curioso es que ninguno explica por qué. Fíjense que si se concede que la inmersión lingüística en catalán favorece la cohesión social, también se tiene que admitir que la inmersión lingüística en castellano impuesta en la dictadura (de Franco) favorecía la cohesión social.

Elentir tira de historia. O de memoria más bien; y bastante reciente. 1977.

“Hoy, nuestros hijos desconocen su idioma, porque en nuestras escuelas sólo se enseña el castellano. Esto constituye un crimen: lo primero es la infracción cometida con nuestros derechos como ciudadanos. Se nos arrebata el derecho a conocer nuestro idioma, se nos niega el derecho a aprender con él (…). Pero hay aún un segundo crimen, que resulta peor por inhumano: se tortura a nuestros niños durante los primeros años de escuela aprendiendo en una lengua que no es la materna.”

Lo que podéis leer sobre estas líneas lo escribió el nacionalista catalán Josep Benet i Morell en su libro “Combat per Catalunya autónoma” (1977).

Josep Benet no era precisamente un nacionata marginal. Desde 1984 hasta el año 2000 fue el director del centro de Historia Contemporánea de Cataluña. Y cualquiera que tire de hemeroteca puede comprobar que la “lengua materna” en la educación era el ideal educativo generalmente proclamado por los nacionatas. Pongamos otro ejemplo:

Ramón Trías Fargas (CiU). Nada menos que durante el debate constitucional, 24 de mayo de 1978 [–>].

“Además de un derecho humano, me parece claro que el idioma, la lengua materna, es un requisito pedagógico importante. Los primeros pasos intelectuales, los primeros intentos de pensar, los primeros contactos con el ambiente cultural, los hace el niño en su idioma materno; y sólo a través de ese idioma materno es capaz de darse cuenta del medio cultural en que vive. Por eso es tan difícil que cierta ideas que se formulan en un idioma puedan luego expresarse en otro; por esta razón hay bastantes niños que no pueden superar esta dificultad y se encuentran con su capacidad de expresión mermada y, sobre todo, disminuidas sus capacidades de aprender. Pero, además, y sigo en el tema pedagógico, a mi me parece claro que el trauma que siempre entraña el paso de la familia a la escuela aumenta extraordinariamente cuando se complica con el paso de un idioma a otro. Esto ha frustrado distintas vocaciones intelectuales y creo, pues, que es un aspecto a tener muy en cuenta.” ….
 …” Lo que nosotros proponemos es precisamente la enseñanza en la lengua materna, bien sea catalán o castellano, y la enseñanza del catalán y del castellano  obligatoria para todos los que viven en Cataluña.”

Parece claro que las ranas tienen que estar muy descerebradas, y muy desinformadas, para no darse cuenta de que el agua no es la misma, y se está calentando camino del hervor. La idea de “lengua materna” ya no existe en el lenguaje de los nacionalistas catalanes. Usan “lengua propia”, que es algo muy distinto, y por ejemplo no tiene traducción al inglés. Ni al alemán, ni al ruso, ni a ningún idioma que no tenga la peculiaridad de convivir con el catalán. Una “dificultad” para Trías, y un “crimen inhumano” para Josep Benet.

También le llaman inmersión, pero quieren decir ahogamiento.

inmersion-linguistica

Y la pregunta del morbo sería sobre la culpa. Cuando te descerebran, ¿de quién es la culpa? ¿Del descerebrador, o del descerebrado?