El nivel de morro que gastan es impresionante. Nos avisa, alborozado, nuestro amigo Jonathan. Un clic sobre la imagen lleva a la presentación del curso.

jonathan-gomez-cantero-curso-cambio-climaticoLo primero siempre es saber quién paga la fiesta. En principio, los fenómenos que acudan a aprender “sobre cambio climático”. 350 euros por barba. Y si no llega, hay colaboradores. Cuatro multinacionales dedicadas al activismo ecologista.

  • Greenpeace
  • WWF
  • Seo BirdLife
  • Fuhem

Lo de que sólo hay un ponente, entre los 43 [–>], especializado en clima, no era broma. Si los clasificas por lo que han estudiado o su especialidad, quedan así.

  • Ecología    8
  • Biología    7
  • Economía     5
  • Políticas    4
  • ¿?    4
  • Derecho    3
  • Químicas    2
  • Filosofía    1
  • Físicas    1
  • Geografía    1
  • Sociólogía    1
  • Teleco    1
  • Urbanismo    1
  • Indigenismo    1
  • Interculturalidad    1
  • Periodismo    1

Y el único entre todos ellos especializado en clima, Jonathan Gómez Cantero, el de geografía, es experto en riesgos naturales. Es evidente que hay una cosa que nunca va a decir un experto en riesgos naturales. Que no pasa nada, ni tiene pinta de ir a pasar.

Si los dividimos por tipo de actividad, quedan así:

  • Ecologismo  (activismo)  17
  • Universidad (estudio) 13
  • Lobby Energía (activismo) 2
  • Ecología (estudio) 2
  • Política (activismo) 2
  • Clima riesgos (estudio) 1
  • Coop-Des (activismo) 1
  • DDHH – Igualdad (activismo) 1
  • Divulgación Calentóloga (activismo) 1
  • Justicia Climática (activismo) 1

El que figura en “divulgación calentóloga” es nuestro viejo amigo Ferry Puig [–>]. La gallina que no se atreve a debatir con la opinión contraria. Porque, dice, somos “profesionales”. Nada menos que pagados por -agárrate- el Neoliberalismo Internacional. Y se puede entender que el pobre amateur no estaría en igualdad de condiciones jugando en la liga de los pros. El pequeño dato de que le vemos constantemente en sitios en los que le pagan por soltar sus rollos sobre “el negacionismo”, sumado a la obviedad de que él no puede mostrar ninguna palabra -sobre clima- pagada a aquellos a los que acusa de pros, no le va impedir afirmar ese desequilibrio que le permite escaquearse de la vergüenza que sufriría en un debate abierto.

Parece una paradoja que un curso sobre cambio climático lo den, sobre todo, ecologistas y economistas. Tal vez podría salvarse diciendo que es el IPCC el que informa sobre lo que va a pasar con el clima. Y que ecolojetas y economistas son muy adecuados para explicarnos las consecuencias de lo que anuncia el IPCC. El problema es que el IPCC, aunque parezca que dice mucho, no dice gran cosa. Exactamente, que por doblar la cantidad de CO2 (lo que pasará hacia final de siglo si no hacemos nada), el clima se calentará probablemente entre 1,5ºC y 4,5ºC. Que es lo mismo que decir que podemos imaginarnos un problema, o podemos imaginarnos una bendición.

Pero estos artistas del curso sólo pueden imaginar una de las dos opciones. En concreto, la que les da de comer. Por eso el bueno de Ferry va a criticar el “sesgo conservador” (no alarmista, ¡juas!) del IPCC.

Que nadie se pregunte por qué son necesarios precisamente los cambios que ya querían antes de que hubiera el cuento del clima. No tendría sentido preguntarlo. Lo mismo que no merece la pena preguntar si el director de la tenida es muy adecuado para la materia del clima.

Samuel Martín-Sosa. Doctor en biología por la Universidad de Salamanca. Responsable de Internacional de Ecologistas en Acción. Coordinador del libro “Resistencia Global al Fracking”. Promotor de redes europeas como la Resource Cap Coalition o la Red Euro-Magrebí contra el Fracking.

Todo el mundo sabe que el clima, el “fracking”, y la “sostenibilidad”, son la misma cosa. Antiguamente llamada Santísima Trinidad. De ahí que …

La actual crisis climática es en realidad una crisis sistémica que no puede ser abordada de forma aislada ni sectorial. Nos hallamos ante todo un desafío civilizatorio que requiere un enfoque complejo y multidisciplinar. Se trata de un reto sin precedentes para la humanidad al que tiene que responder la sociedad actual. Afrontar este reto va a requerir una reestructuración a todos los niveles, desde el económico, hasta el político y social.

Avisando a Jonathan …

avisando-a-jonathan