No nos confundamos. No hay nada anormal en que el PP acabe defendiendo a los totalitarios de las lenguas marginales. Está en sus genes. Los grandes estudiosos y defensores y divulgadores del vascuence, hasta  la época de Franco, fueron carlistas de gran pureza de carquismo. A los que los progres hubieran llamado “ultra derecha”, de haber vivido en aquella época. Es de donde viene la palabra “carca” (carcunda), que entonces hacía la función que hoy hace “facha”. Sólo que con bastante mayor precisión.

La cosa tiene más morbo en Galicia, que es la única “Comunidad Vernácula”, o “Comunidad por Normalizar”, en la que el PP todavía no lleva camino de extraparlamentario. Y Gloria Lago nos cuenta [–>] la última movida.

Como el IGE publicó hace poco que en Galicia cada vez más gente habla español, día sí y día también, los nacionalistas y demás miembros del lobby de la lengua, le reclaman a Feijóo que haga algo para remediarlo.

…/…

El caso es que Feijóo debió de pedirles a sus colaboradores que hicieran algo para tener entretenidos a los talibanciños pero sin cambiar nada en la educación, que sólo le falta al PP remover ese asunto ahora que hay elecciones a la vista y encima posibilidad de que la cúpula del PP necesite un recambio a nivel nacional dentro de no mucho tiempo. Dicho y hecho, le redactaron un proyecto de Plan de Dinamización de la Lengua en el tejido socioeconómico,

¿Manderrr? ¿En serio? ¿Un Plan de Dinamización de la Lengua en el tejido socioeconómico? ¿Se han vuelto majaretas estos romanos?

se-han-vuelto-majaretas-estos-romanos

Pues sí. Europa Press describe un plan quinquenal:

El Plan de dinamización de la lengua gallega en el tejido económico (2015-2020), en el que está trabajando la Xunta, incluye 71 medidas iniciales para fomentar el uso del gallego en el sector socioeconómico de la Comunidad, iniciativas que Política Lingüística prevé enriquecer con las aportaciones de distintas instituciones y organismos de cara a aprobar y poner en marcha el plan antes de fin de año.

Entre estas medidas, está el apoyo a la creación de una red de empresas para el fomento del gallego, el incremento de la colaboración con entidades y organismos públicos, la promoción y puesta en valor del gallego como lengua que abre puertas en el exterior para las empresas -en mercados como el portugués o el brasileño– y actividades informativas para visibilizar las potencialidades del gallego como lengua internacional de negocios.

Cada vernáculo con su tablón. Aquí se trata del deber moral de dejar violar nuestro cerebro con una lengua, por una imaginaria -y muy probablemente falsa [–>]- ancestralidad de la misma. Volkgeist y monadas similares. En Galicia es por su internacionalidad. Que reconozco que sería un argumento bastante menos payaso que el vasco … si no fuera por el inglés. Y si no fuera porque con un poco de viajes y ganas, hablar portugués -en cualquiera de sus dos versiones- es bastante fácil para un español. ¿Y los catalancistas a qué tablón se agarran? Porque ni es (falso) prerromano, ni internacional. Sí es “diferencial”, ciertamente. Pero eso les pasa exactamente a todos los idiomas marginales. Diferencial sólo quiere decir “rarito”. Como cheyenne o así. Normalmente sólo quiere ser arapahoe el que no puede evitarlo. Si alguien les entiende al los catalancistas, que lo diga.

Según cuenta Lago, la discusión está que arde. Los talibanciños dicen que el plan quinquenal está muy bien, pero quieren el hincapié en la educación. Como si hubiera poco, y no hubiera fracasado ya. Pero sus huestes maman de ahí. Como las del PP maman del tejido socioeconómico, y el capitalismo de amiguetes. Conflicto. La pera. Están de acuerdo en el totalitarismo del vernáculo, pero aun así tienen conflicto. ¿Será por las pelas y las ansias de ampliar la corrupción? Como sea, todos carcas. Además de ladrones.

Vascuence por saco