Es un poco incordio que las series de temperatura global las van cambiando. Se supone que para mejorarlas. Corrigiendo defectos y tal. Lo hacen todas. Y ahora le ha tocado a la serie UAH de mediciones con satélites. La de Christy y Spencer. Da todavía menos calentamiento global de lo que daba.

Queda así:

uah-v6-temperatura-global

Es tal virguería esto del calentamiento global, que un cambio minúsculo, de risa, puede cambiar la impresión de lo que ocurre. La disminución de la medición del calentamiento en UAH ha supuesto disminuir la tendencia en 0,026ºC por década. No es broma: un cuarto de décima de grado cada diez años. Por supuesto, muy dentro del margen de error que daban. Pero esa pequeñez ha cambiado bastante la película.

Como sabemos, hay mediciones con termómetros (miden en superficie – 1,5m.), y con satélites (miden a media altura – 4 Km.). Los termómetros marcan distinto calentamiento entre sí (entre 0,188º y 0,153º). Los satélites también tenían diferencias (entre 0,138º y 0,122º).  Pero la gente tendía a despreciar la serie desde satélites que marcaba menos, porque parecía un poco alejada del paquete. Como rarita. Pero ahora, con la nueva versión de UAH, resulta que las dos series desde satélites marcan clavado. Y se ha hecho como un hueco claro que separa el “mundo de los termómetros” del “mundo de los satélites”. ¿Quién estará midiendo bien? Gran intriga.

Un gráfico con el que intento plasmarlo de manera fácil. Advertencia: Como termómetros y satélites miden a alturas diferentes, miden cosas diferentes. Se supone que a más altura debe de haber más calentamiento. por eso se pone (en gris) lo que se debería de calentar el aire en superficie según los modelos (izquierda), y lo que se debería de calentar a media altura (derecha) según los mismos modelos.

tendencias-calentamiento-global-segun-series

Se ve muy bien lo de los dos mundos. En superficie, las mediciones van claramente más bajas que los modelos. Pero a media altura, no es sólo que vayan más bajas, es que se mide la mitad de calentamiento de lo que sueña el IPCC.

Como nota relevante, señalar que el calentamiento del agua del mar en su superficie, que curiosamente miden con satélites y termómetros, va complemente en la línea de las mediciones de media altura. También marca como la mitad de lo que dicen los modelos.

Otras anécdotas. Los dos equipos que miden desde satélites son independientes entre sí como lo más que se pueda pedir. Desde ideológicamente opuestos, unos alarmistas y los otros escépticos integrales, hasta la tecnología. No usan siempre los mismos satélites, y los cálculos son completamente diferentes. Es muy impresionante que proporcionen unos resultados tan clavados como estos que recojo en un gráfico de Bob Tisdale (clic para fuente):

tendencias-calentamiento-global-satelites

Por otra parte, la independencia de los que miden con termómetros deja bastante que desear. Son todos alarmistas, y mucho. Y parten de los mismos datos. Luego sí los tratan de forma diferente. Básicamente, unos se “inventan” muchos más datos que otros en las zonas donde no tienen, “rellenando”.

¡Ah!, y respecto a La Pausa, lo que llevamos sin calentamiento global, ahora los dos equipos de los satélites dicen lo mismo: 18 años y algunos meses. Casi nada.

Fuentes / enlaces de interés:

Roy Spencer, con todas las explicaciones técnicas:

Bob Tisdale, siempre con muchos gráficos:

WUWT refleja al artículo de Tisdale, pero siempre merece la pena por el ambiente: