Pensaba que ya había escrito la última entrada sobre ese triste partido, UpyD. El funeral, por así decir. Pero, ¿quién nos iba a decir que la desaparición de un chiringuito personal podía ser un asunto tan trepidante? Doña Rosita ha conseguido dar el do de pecho. Todo lo que no ha dado que hablar UPyD como partido, lo está dando como despedida de un partido. Por todo lo grande. Sin reservas. Como de Bilbao, tú.  Y sin serlo, ni nada.

Total, que la peña está perdida. Todos los días hay alguien que se va, o que se rebela. Con gran fanfarria de prensa. Y es imposible seguir la movida de memoria.

Hasta ahora solíamos hacer listas -infinitas- en las que dar cuenta de los “desencantados” de UPyD. Con las consabidas y entretenidas especulaciones sobre si UPyD era un partido con más afiliados, o ex-afiliados. Y si realmente había batido el récord mundial de expulsados por metro cuadrado, o le faltaba un poquito. Esas cosas.

Pero todo aquello tenía un interés exclusivamente interno. -Mira, mira, Fulanito ya está fuera, también-. Algo como las listas de prisioneros que trae la Cruz Roja a la ciudad, para que se enteren los familiares. Y las consabidas perrerías de toda sociedad, en las que los titulados antiguos miran a los nuevos como a parvenus. ¡Ya, ya, parvenus! En la moto de Rivera … ni te cuento. A todo trapo.

Ahora, en cambio, el interés es público. Parece. Todo el mundo está entretenido con el espectáculo. Pero es difícil de seguir. -¿Y ese Fulanito, está hundido, o solo tocado?-. Así que vuestro humilde servidor, siempre al servicio del lector curioso, ha preparado un “marcador” del partido trepidante. Para que naide se pierda.

Se llama El Juego de los Barquitos. O, intermamente, de La Galera (© JM Aldea).Y se irá actualizando. Aquí mismo, no en entradas nuevas.

 

upyd-el-juego-de-la-galera

Fácil y claro. Como la liga del fútbol, pero en una nueva forma de hacer política. La Nueva Política, que dice Crsitina Losada.

He tenido que poner un marcador total, y un marcador “sin jefes”. O sea, el de los indios. Que yo creo que es el que cuenta, porque no se pueda esperar que Rosa Díez se rebele contra si misma (o Gorri o Fabo). Supongo. Y lo importante es saber cuánta tropa tiene detrás entre los parlamentarios de su partido. Eso lo dice el “marcador sin jefes”.

Lo demás creo que es obvio. Tengo la duda con Loreto Ruiz. No he visto noticias, pero sí que estaba en el anuncio de pire de Luis de Velasco, con Reyero. Y Reyero habla hoy de irse a Ciudadanos. Por eso le he puesto “dudosa”, pero en el marcador “no rosa”.  Y en algunos casos, donde pone Ciudadanos como “futuro”, es una pura especulación del autor. Ya se sabe que el futuro es desconocido hasta que llega.

Los que crean que hay algún error, o se enteren de actualizaciones en la guerra de barquitos de Un Partido Diferente, ¡y tan diferente!, que avisen. Y actualizo el marcador.