Algunos dicen que Ciudadanos o no tiene ideología o que no se sabe a dónde va, o que es una “marca blanca” del PP.

Leyendo la información que os referencio a continuación, uno saca la conclusión de que Rivera sabe muy bien dónde está y a dónde va. Rivera constituye la única esperanza cierta de salvación de nuestra respública, de nuestras libertades, y harà de catalizador de un desbloqueo del  atascado sistema político español.

Lo difícil va a ser la concrección de los cambios necesarios y de la forma de llegar a ellos…

En mi opinión, si se consigue sustituir el actual règimen electoral proporcional de circunscripciones provinciales por otro mixto, predominantemente mayoritario con circunscripciones uninominales, complementado por una circunscripción nacional proporcional que otorgue una representación mínima pero suficiente a las minorías, se habrà dado un paso gigantesco en la salvación del régimen de libertades…

El otro aspecto esencial a modificar es el modelo de Estado autonómico, que necesita clarificación de la distribución de competencias entre el centro y la periferia, el freno al proceso de centrifugación derivado de la perversión del sistema, la reforma del Senado para integrar las decisiones fundamentales en el centro, y la victoria sobre el nacionalismo étnico, constitutivo de una aberración antidemocrática y reaccionaria inaceptable en un país moderno en el siglo XXI.

Está por ver, con respecto a esta cuestión, si con la activación de los controles previstos en la Constitución se puede dar integración y coherencia al Estado Autonómico: en asuntos como la Educación, la Seguridad, y otros servicios públicos, casi con toda seguridad se puede afirmar que la descentralización se ha transformado en centrifugación disfuncional para el interés general y la cohesión del sistema y que hace falta una nueva redistribución de materias y competencias.

Y a ello hay que añadir una reforma coherente del Senado, que no puede continuar siendo el eslabón perdido de la Constitución del 78.

Este conjunto de cambios necesarios y urgentes podría realizarse mediante el procedimiento menos rígido de reforma constitucional, pero en el probable Parlamento fragmentado que va a surgir en la próxima legislatura, los amplios acuerdos entre los posibles cuatro grandes partidos van a ser imprescindibles.

En fin, creo que Albert Rivera sabe bien dónde está y a dónde va: en el respublicanismo democrático de la monarquìa constitucional, y hacia la articulación de un proyecto de salvación del sistema de libertades para España. Creo que hay que apoyar firmemente a Ciudadanos y Rivera en este nuevo gran objetivo del desarrollo político español. Gracias, Albert.

 

Leed las declaraciones de Rivera: